Producir en España: cuando elegimos la calidad ante todo

Contenido patrocinado

tomates
tomates

Se acabó esa época en la que buscábamos los tomates a simple vista. Ahora queremos los que son más sabrosos y cultivados cerca de casa, aunque sean un poco más caros. Queremos que nuestros hijos aprendan que la leche proviene de las vacas, no de los supermercados. La comida ecológica y saludable es tendencia, y es equivalente a producción local. Y el sector de la moda sigue su ejemplo.

Hablemos sobre ello... ¿En España tenemos el conocimiento y las posibilidades tecnológicas para la producción local? ¿Podemos hacer jeans en Europa, producir bolsos y carteras y jerseys de lana? ¿Conseguir nuestras etiquetas para la ropa y productos? ¡Por supuesto!

 

El lema “Made In Spain” en las etiquetas de los productos

El lema "Made in Spain", que se desarrolló lentamente, pero con seguridad, ha ganado impulso y las marcas de moda, cuyos productos se fabrican íntegramente en España, ahora muestran con orgullo el origen nacional de sus colecciones en las etiquetas de la ropa. Otras compañías que fabrican sus productos en el extranjero planean devolver la producción al país, pero ¿es una idea parece factible solo para las principales cadenas españolas globales?

En la década de 1990, España tenía más de 300000 trabajadores textiles. Ahora, esta cantidad se ha reducido a un poco más de 135000, lo que se debe principalmente a la reubicación de las instalaciones de fabricación a países asiáticos, China en particular.

Sin embargo, muchas empresas españolas establecidas y tradicionales han optado por no reubicar sus instalaciones de producción en el extranjero. Algunas, porque carecen del crédito para subcontratar en el extranjero, mientras que otras, principalmente aquellos con una infraestructura industrial más grande, prefieren aumentar el control del proceso de fabricación en España y centrarse en la calidad para mantener la coherencia con su imagen de marca.

Algunas empresas, que anteriormente tenían sus productos fabricados en el extranjero, están comenzando a trasladar su producción a España. En especial, áreas como ropa de baño, bolsos, calzado... En ocasiones el motivo es el aumento en el costo de producción en los países asiáticos. Otras veces, por ética y valores. Y es que solo hace falta ver el escalofriante artículo “Lo que hay detrás del Made in Bangalesh” para conocer la falta de derechos humanos, laborales, ecológicos y de respeto con el medio ambiente que podemos encontrar en ese tipo de producción. Por lo que leer las etiquetas de la ropa y ver de donde proceden es muy importante.

Sin embargo, el número de empresas que vuelven a producir en España sigue siendo relativamente pequeño en relación con toda la industria de la moda en España, aunque esto no deja de ser sintomático.

También hay una mayor cantidad de iniciativas respaldadas por instituciones para apoyar y promover los productos Made in Spain, incluida una impulsada por la Confederación Española de Creadores de Moda, para crear una línea de crédito destinada a la reubicación de la producción. Además, en algunas regiones que solían ser centros de producción textil, como Igualada en Barcelona, se han establecido planes de reindustrialización y ahora se están implementando para recuperar la producción textil local.

 

Ventajas y desventajas de fabricar en España

¿Cuáles son las ventajas de fabricar productos en España? Raúl Juiz, director de la firma de géneros de punto, Viriato, que opera en Galicia, explica: "Nuestro proceso permite la fabricación de un producto en cuatro o cinco semanas, lo cual es muy importante ya que las órdenes de compra iniciales se hacen cada vez más pequeñas y solo aumentan durante la campaña. Esta es una ventaja comparativa para los pedidos de compra en Asia, ya que mejora el tiempo de servicio y las cantidades que se deben suministrar ". A parte de ser un orgullo para la marca el poder mostrar en las etiquetas de los productos que han sido creados 100% en España.

La empresa de calzado, Coolway, que transfirió parte de su producción y ahora produce una mayor cantidad de sus colecciones en España, reconoce que el público es más consciente del origen de los productos y exige una mayor calidad. "La situación económica en España en los últimos años también ha colocado a los productos españoles en un rango de precios y diseño más competitivo", comentó la directora de marketing de la firma, Paola Dezi.

Sin embargo, los costos de producción en el extranjero siguen siendo más bajos que los costos de producción local. Roser Ramos, director de la firma de moda infantil, Cóndor, cree que el precio es una de las principales desventajas de la fabricación en España, particularmente para empresas como la suya que asignan parte de su presupuesto a la investigación de producción. Tal como están las cosas actualmente, "debemos hacer más ajustes a nuestro desglose de costos y tener un margen más bajo para ser competitivos", comentó Ramos.

 

Optar por la calidad siempre es la mejor idea

Lo que está claro es que si pagamos 0,50 euros por coser un pantalón en Asia te coserán por ese valor y si pagas 7 euros estará infinitamente mejor. También existen empresas, como Dutch Label Shop, que proporcionan etiquetas para ropa de alta calidad para las prendas y/o accesorios. Un ejemplo de marca que se pone por objetivo superar las expectativas de sus clientes.

Las fábricas textiles españolas que han quedado, en general, también son muy buenas. Muchos empresarios se fueron a China y se quedaron sin empresas y los que se mantuvieron ahora tienen importantes ofertas del mercado asiático para comprarles.

Optar por la calidad y la responsabilidad social, siempre será la mejor decisión.

LO MAS LEÍDO