25/may./2020

Fallece en Málaga una vecina de Haría que no pudo regresar a la isla por la crisis del coronavirus

La mujer, que participaba junto a otros 15 vecinos del municipio norteño en un viaje del Imserso, murió por causas naturales. Su familia intenta ahora traer su cuerpo a la isla para darle sepultura
Fallece en Málaga una vecina de Haría que no pudo regresar a la isla por la crisis del coronavirus

Una vecina de Haría de 86 años falleció este martes por causas naturales en Málaga, donde se encontraba a la espera de poder volar para regresar a la isla tras la declaración del estado de alarma por el coronavirus. Ahora, la familia de María Dolores Arráez Rodríguez intenta traer su cuerpo a la isla para poder darle sepultura, en medio de las complicadas circunstancias que vive el país.

Según ha explicado el alcalde de Haría, Alfredo Villalba, la mujer participaba junto a otros 15 vecinos del municipio norteño en un viaje del Imserso que partió el 7 de marzo y que estaba previsto que se extendiera hasta el día 21. Sin embargo, tras la declaración del estado de alarma, sus participantes intentaban regresar a la isla. Para ello, desde la Alcaldía del municipio y desde el Cabildo se estaban realizando las gestiones oportunas. 

Finalmente, en la mañana de este martes, los 15 vecinos de Haría consiguieron volar a Las Palmas de Gran Canaria, desde donde viajaron después hasta Lanzarote. Sin embargo, los participantes en este viaje del Imserso se habían levantado con la triste noticia del fallecimiento de María Dolores. 

 

Se espera que el cadáver llegue a la isla el viernes


Entre los viajeros se encontraban familiares de la fallecida, que emprendieron el viaje de vuelta a la isla, a la espera también de poder repatriar el cuerpo sin vida de la mujer, hecho que se espera que no ocurra hasta el viernes. En concreto, según ha detallado el alcalde de Haría, está previsto que el cadáver de María Dolores Arráez salga el jueves de Málaga hacia Barcelona y que de allí llegue a la isla un día después.

El primer edil norteño ha querido resalta la "buena voluntad" y la "predisposición" del Cabildo en todo momento, que se hizo cargo del traslado del grupo de viajeros desde Gran Canaria a Lanzarote.

"Agradecemos al Cabildo y a su presidenta, María Dolores Corujo, el respaldo y la coordinación para que nuestros mayores pudieran volver cuanto antes a casa, ante la gravedad de la situación actual a causa de la pandemia que está afectando a todo el país, y que ha limitado además las comunicaciones y conexiones aéreas con las Islas, lo que hacía aún más necesaria una rápida actuación por parte de las administraciones”, ha recalcado Alfredo Villalba. 
 

En esta sección
Comentarios