01/abr./2020

EL PRESUNTO AUTOR DE LOS HECHOS HA QUEDADO A DISPOSICIÓN JUDICIAL

Investigado en Lanzarote por estafar 3.118 euros a una pareja de turistas con el 'timo de la tablet'

El detenido es un trabajador de una tienda de productos electrónicos de Playa Blanca 

Investigado en Lanzarote por estafar 3.118 euros a una pareja de turistas con el 'timo de la tablet'

La Guardia Civil del Puesto Principal de Yaiza investigó el pasado 14 de junio a una persona de iniciales R.P., de nacionalidad extranjera y 43 años de edad, como presunto autor de un delito de estafa mediante el denominado timo de la tablet. 

La investigación de la Guardia Civil comenzó el día 13 tras recibir una denuncia de una pareja de turistas de nacionalidad francesa, ambos ancianos, que refirieron a los agentes que en torno a las 11 horas de la mañana habían adquirido en un establecimiento de electrónica, previo pago de 60 euros, dos tablets sin que recibiesen justificante alguno. 

El vendedor supuestamente les comentó que no podía darles aún los dispositivos, ya que estos debían cargarse y actualizarse, manifestándoles que podrían recogerlos a las 19:30 horas. Sin embargo, al volver a la hora acordada, el ahora investigado – que sabía que la pareja regresaba a su país al día siguiente- les solicitó las tarjetas de crédito, excusándose en que eran necesarias para terminar de instalar el sistema operativo de las tablets y les solicitó que introdujeran el código PIN, "aprovechándose en todo momento del desconocimiento de las víctimas, debido a su edad, de los procedimientos habituales de activación de esta clase de dispositivos". 

Poco después, la pareja se percató que en sus cuentas corrientes se les había cargado cargado sendos recibos de 1.438,50 y 1.679,50 euros. Preguntándole al comerciante el motivo de ambos cargos, éste presuntamente les contestó que se trataba de una cuota del sistema determinado de la marca de las tablets, que no se haría efectiva en un solo pago y que por eso solicitó a cada miembro del matrimonio su tarjeta por separado.

Al ver que habían sido estafados, los ancianos protestaron al vendedor y acudieron a la comisaría de Policía Local de Yaiza, por su proximidad. Al volver a la tienda acompañados por agentes de este cuerpo, el establecimiento ya se encontraba cerrado, por lo que decidieron interponer denuncia posteriormente. 

 

Investigación 


Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil del Puesto Principal de Yaiza comenzaron a indagar la posible estafa para su esclarecimiento, apoyados inicialmente por la documentación aportada por los denunciantes y posteriormente por las gestiones policiales pertinentes. Recabaron fotocopias de las facturas de dichas compras en el establecimiento en cuestión, observando que las firmas de los compradores no coincidían, por lo que los agentes dedujeron que presumiblemente fue el mismo estafador el que las confeccionó posteriormente, simulando la firma de ambos para evitar la posible acción policial en días posteriores, creyendo que los turistas ya se encontrarían en su país. 

Presuntamente, el investigado cobró primero las tablets a los dos denunciantes, pero luego, con la excusa de aplicarles una cuota mensual de mantenimiento del sistema operativo de aquellas, les pidió una tarjeta de crédito donde les cargó, sin el consentimiento ni conocimiento de las víctimas, las referidas cantidades de dinero, confiando en que no se darían cuenta hasta que llegaron a su país. 

El investigado ha quedado a disposición del correspondiente Juzgado de guardia de Arrecife.

 

Pautas comunes del timo de la tablet y consejos de seguridad


Desde la Guardia Civil explican que el timo de la tablet consiste en la posible adquisición de un producto muy por debajo de su valor, convenciendo al cliente de la necesidad de la instalación o actualización de un software previo. Después, se queda con el cliente para hacer entrega del producto justo el día anterior al que tiene pensado regresar a su país, consiguiendo de este modo que cuando éste se percate de los cobros no autorizados y realizados de modo fraudulento, se encuentre ya en su país y no presente denuncia ante las autoridades españolas. Las víctimas son personas extranjeras de la tercera edad.

Así, en caso de pagar con tarjeta de crédito o débito, la Guardia Civil aconseja firmar la tarjeta en el espacio habilitado para ello en su parte posterior, nunca anotar el número PIN, sino memorizarlo; y denunciar inmediatamente la pérdida o robo de la tarjeta y comunicarlo tan pronto como sea posible a la correspondiente entidad financiera.

También se recomienda verificar siempre los comprobantes o facturas que se realicen con la tarjeta y comprobar que la cantidad de dinero coincida con el precio del montante de la compra; cotejar y vigilar regularmente el estado de la cuenta y las cantidades de las compras; no prestar la tarjeta a nadie, pues algunos de los usos inapropiados de tarjetas pueden deberse al uso inapropiado de familiares o amigos; y que en el momento de realizar alguna comprar con tarjeta, se procure estar siempre presente y atento cuando se manipule la misma. 
 

En esta sección
Comentarios