20/Mar/2019

SE TIENEN QUE INSTALAR TRES VIGAS "Y AÚN NO SE HA PUESTO NI LA PRIMERA"

Se cumple una semana del desalojo del edificio frente a El Reducto sin que los vecinos puedan regresar a sus casas

El gerente del Consorcio de Seguridad y Emergencias afirma que no podrán volver a sus viviendas "como mínimo hasta este viernes"

Se cumple una semana del desalojo del edificio frente a El Reducto sin que los vecinos puedan regresar a sus casas

Los vecinos desalojados del edificio ubicado frente a la Playa de El Reducto cumplen una semana fuera de sus casas y no podrán regresar a sus viviendas "como mínimo hasta este viernes". Así lo ha señalado el gerente del Consorcio de Seguridad y Emergencias, Enrique Espinosa, que ha explicado que se tienen que instalar tres vigas en el edificio y que "aún no se ha puesto ni la primera". 

"En función de lo que tarden en poner la primera, podremos calcular cuándo podrán regresar", ha apuntado Espinosa, que ha indicado que los trabajos para poder meter las vigas dentro del edificio están siendo "complicados" al estar realizándose en el sótano, en una zona "de baja altura". 

Además, el gerente del Consorcio de Seguridad y Emergencias ha recordado que un arquitecto tendrá que certificar después que el edificio cumple las condiciones de habitabilidad para que los afectados puedan volver a sus casas. Posteriormente, se tendrán también que hacer "trabajos de encamisado" en el inmueble, que podrían extenderse "uno o dos meses", aunque estos podrían realizarse con el eficio ya habitado, según ha señalado. 

 

Unas vigas que se tuvieron que encargar a un herrero de fuera de la isla 


Hay que recordar que fue el pasado jueves 28 de febrero cuando los bomberos del Consorcio de Seguridad y Emergencias desalojaron el edificio de la Avenida Fred Olsen, después de que cediera un pilar del inmueble como consecuencia de unos trabajos que una empresa estaba realizando en el sótano. Un día después, técnicos del Cabildo, del Ayuntamiento de Arrecife y responsables de las obras visitaron el edificio, pero ante su "peligro evidente", se decidió no permitir la entrada de los vecinos hasta que se apuntalase el mismo y un arquitecto certificase que es seguro. 

El lunes, el gerente del Consorcio de Seguridad y Emergencias afirmaba a La Voz que se habían instalado "barreras de contención", pero que se estaba a la espera de la llegada de especialistas para poder culminar los trabajos. Sin embargo, ahora ha señalado que lo que se estaba esperando no era personal especializado, sino las vigas que deben instalarse, que tuvieron que ser encargadas a un herrero de fuera de la isla. 

En esta sección
Comentarios