15/oct./2019

ARRANCARON ESTE MARTES Y SE EXTENDERÁN HASTA EL VIERNES

El colegio de Tiagua celebra su 50 aniversario con unas jornadas con antiguos docentes y alumnos

La comunidad educativa del centro invita a la ciudadanía a que se sume a la celebración

 

El colegio de Tiagua celebra su 50 aniversario con unas jornadas con antiguos docentes y alumnos

El CEIP de Tiagua celebrará el 50 aniversario de su presencia en la comunidad local con unas jornadas participativas que arrancaron este martes 12 de diciembre y que se extenderán hasta el día 15. En ellas participan antiguos docentes y alumnado junto a la actual comunidad educativa que lo forma. 

Creada en 1917, tal y como recogen dos periódicos de entonces, 'El Progreso' y 'El Imparcial', la escuela supuso una oportunidad para la escolarización de los niños de Tiagua y localidades de su alrededor. Cincuenta años más tarde, la comunidad educativa actual quiere rendir homenaje a todos los agentes que han hecho posible la pervivencia de este centro, aprovechando "para reivindicar la necesidad de apoyo a las escuelas rurales que realizan una encomiable labor en pro de la pervivencia de nuestras tradiciones y en la cohesión de los pueblos y localidades, ofreciendo a los niños y niñas una educación en su mismo entorno". 

Las actividades de las jornadas, que tendrán todas lugar en el CSC de Tiagua, comenzaron este martes con una grabación de anécdotas sobre el centro en la que participó antiguo alumnado. Este miércoles hubo una proyección de películas y cortos sobre la educación. 

El jueves tendrán lugar varios talleres infantiles, así como una mesa redonda sobre la educación en Tiagua. Por último, el viernes 15 tendrá lugar la celebración de la Gala aniversario de los 50 años del centro y 100 años de la educación pública en Tiagua. 

 

La "importante" labor de las escuelas rurales


La comunidad educativa del CEIP Tiagua quiere aprovechar la conmemoración de la creación de la escuela para recordar "la importante labor que realizan en Lanzarote las once escuelas rurales existentes, llamadas tradicionalmente unitarias", así como agradecer "a todas las docentes que han llevado la dirección en las últimas décadas y que con su labor han logrado la pervivencia de la escuela en un momento en el que la enseñanza estandarizada y en centros convencionales se impuso y en el que sin duda fue el esfuerzo de las maestras y maestros los que garantizaron su existencia". 

“Con grupos de alumnos y alumnas de distintas edades las escuelas rurales ofrecen un sistema educativo muy idóneo para el desarrollo escolar de las niñas y niños del municipio. Situadas en su entorno, ofrecen un ambiente familiar que permite adaptarse a las situaciones de partida de cada alumno y alumna, donde se afrontan de manera colaborativa y participativa los proyectos del centro. Suponen además un espacio ideal para generar un entorno adecuado para la integración de la diversidad, siendo más flexibles para tratar los problemas de aprendizaje y con más capacidad para adaptar individualmente los métodos educativos”, concluyen. 

En esta sección
Comentarios