31/may./2020

La CNT de Lanzarote hace un llamamiento a sumarse a la huelga de alquileres

El sindicato advierte de que la crisis por el coronavirus puede afectar "a casi la mitad de la población de Canarias" y exige la suspensión de todos los alquileres mientras dure la pandemia 
La CNT de Lanzarote hace un llamamiento a sumarse a la huelga de alquileres

La Confederación Nacional de Trabajadores en Lanzarote se ha sumado a las reivindicaciones de la huelga de alquileres general e indefinida convocada a partir de este 1 de abril, si no se aprueba la suspensión de los mismos durante la pandemia del Covid-19. 

"La actual crisis sanitaria está golpeando todas las casas del estado, y entendemos que la especial vulnerabilidad de quienes vivimos en Canarias requiere de una respuesta inmediata y contundente", señala el sindicato, que consiera que la pandemia "ha sobrepasado las capacidades de todos los gobiernos de éste planeta" y  "requiere de una respuesta social y de clase".

"Si no nos hacemos valer como colectivo en riesgo serán los intereses de la banca, el capital y la casta política los que una vez más nos las impongan", añade CNT Lanzarote, que afirma que "en Canarias las cifras hablan por sí solas, con un 40% de la población en riesgo de exclusión social, un 40% de las trabajadoras con contratos temporales, con casi un 40% de las viviendas en alquiler, donde además, los precios son de los más altos, especialmente en Lanzarote y Fuerteventura, al entrar en competencia directa con la especulación de la vivienda vacacional, por no hablar que parte de la población sobrevive como puede en la economía sumergida, así como la especulación que existe en torno a la promoción pública y privada de la vivienda.

 

Una crisis que puede afectar "a casi la mitad de la población de Canarias"


Así, aunque "es un movimiento que llega a ser internacional", CNT Lanzarote hace un llamamiento "a todos los sindicatos y colectivos que apoyen a la clase trabajadora y precarizada en unos momentos extremadamente difíciles, sobre todo a nivel local".

"Las inquilinas y las personas sin techo son, una vez más, abandonadas a su suerte por un Estado que mide la vida humana en términos económicos. Con o sin suspensión de alquileres, se acerca una ola de impagos, y es responsabilidad de todas organizarnos y ayudarnos", apunta el sindicato, que aún en caso de poder pagar, considera que "es importante secundar la huelga en solidaridad con las personas que no lo pueden hacer". Y es que, advierte que la crisis puede afectar "a casi la mitad de la población de Canarias, más de un millón de personas".

Por ello, se exige al Gobierno la suspensión de todos los alquileres mientras dure la pandemia, así como de todos los pagos de luz, agua y gas "como servicios básicos que son". También se pide que las viviendas vacías en manos de fondos y entidades financieras sean puestas a disposición de las personas sin techo.

A los que estén decididos a secundar la huelga, se señala que se pongan en contacto con CNT o con el resto de colectivos convocantes.  

En esta sección
Comentarios