23/ago./2019

SE SUBROGARÁ AL PERSONAL Y SE PREVÉ QUE URBASER COMIENCE EL 27 DE FEBRERO

Yaiza adjudica temporalmente a Urbaser el servicio de basura para poner fin a los "incumplimientos" de Hernández Bello

La anterior adjudicataria, con la que ya se resolvió el contrato, seguía prestado el servicio hasta que se resolviera la nueva licitación, pero el Ayuntamiento ha decidido ahora adjudicar el servicio por la vía de emergencia

Yaiza adjudica temporalmente a Urbaser el servicio de basura para poner fin a los "incumplimientos" de Hernández Bello

El alcalde de Yaiza, Óscar Noda, confirmó este viernes en sesión extraordinaria del Pleno de la Corporación que la empresa Urbaser se hará cargo de forma temporal del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos del municipio, a un coste de 1,4 millones de euros anuales, hasta que finalice la tramitación de la nueva licitación. 

Noda explicó que “el gobierno municipal ha decidido adjudicar el contrato por la vía de emergencia ante la continuidad en los incumplimientos de la actual empresa", con la que se rescindió el contrato pero que seguía prestando el servicio hasta que se resuelva la nueva licitación. "El propósito es que Urbaser empiece a trabajar manteniendo el personal pero con nuevos recursos técnicos el próximo 27 de febrero”, señaló. 

El alcalde recordó que “el Ayuntamiento, en octubre pasado y con el dictamen favorable del Consejo Consultivo de Canarias, resolvió definitivamente el contrato con Hernández Bello teniendo la empresa la obligación de seguir prestando el servicio en las condiciones previstas en el proyecto de explotación hasta que la Administración adjudicase un nuevo contrato”.

En todo caso, prosiguió el alcalde, “Hernández Bello ha continuado desatendiendo el servicio con incumplimientos graves a pesar de estar obligada por ley y esto, con informes policiales y quejas acreditadas de vecinos, comunidades de propietarios, establecimientos de restauración y hoteles, nos ha llenado de más razones para adoptar una solución a corto plazo que restablezca la normalidad”.

Incluso, según apuntó, el Ayuntamiento ha tenido que contratar en esta última etapa "servicios complementarios para solventar las carencias de Hernández Bello con el coste que ello supone". “Pero hemos llegado a un punto en que necesitamos una respuesta contundente y eficaz tras haber agotado todas las instancias que marca la Ley”, ha indicado Noda. 

 

El Ayuntamiento solicitó ofertas a Urbaser y a FCC 


Así, según ha explicado, Yaiza solicitó ofertas a Urbaser y a FCC, al ser las empresas que participaron en el procedimiento de contratación del que resultó adjudicataria Hernández Bello. Dichas ofertas fueron presentadas en sobre cerrado para evaluar las condiciones de cada una de cara a la adjudicación del servicio por la vía de emergencia.

“El criterio que primó en la elección municipal, aparte de la calidad del servicio y el coste, fue el plazo de su puesta en marcha y aquí Urbaser nos garantizó hacerlo más rápido”, ha asegurad Noda al pleno. 

 

Una situación de "insalubridad"


Según el Ayuntamiento, el informe técnico municipal ratifica que Hernández Bello está incumpliendo el mandato del Consistorio en la recogida de residuos “dado que se dejan a diario numerosos contenedores sin recoger incluso durante varios días, lo que provoca un aumento de residuos en la vía pública; tampoco cumplen su obligación de lavado y reposición de contenedores que se encuentran en mal estado; ni se presta el servicio por todo el recorrido indicado”.

La "pésima" prestación del servicio, subraya el informe, “nos lleva a una situación de insalubridad que los vecinos y usuarios no deberían soportar, sin entrar en la mala imagen que se está dando como destino turístico". "Por otro lado, los medios técnicos que se vienen utilizando no son los adecuados para la correcta prestación del servicio, y en casos, son inexistentes”, afirmaciones que comparte el gobierno municipal y que le ha llevado a tomar esta decisión, añade. 

El alcalde aseguró que entre las exigencias del Ayuntamiento a la empresa que resultara adjudicataria estaba la obligación de subrogar al personal manteniendo en su totalidad sus condiciones laborales, “hecho que nos tranquiliza porque estaban en juego los puestos de trabajo de un grupo de personas que también había denunciado incumplimientos”.

En esta sección
Comentarios