21/Nov/2018

ADVIERTE DE LAS "GRAVES CONSECUENCIAS" QUE PODRÍAN ACARREAR LOS TRABAJOS

El PP exige la apertura de la avenida ante el inicio de las obras en Antonio Porlier y Sopranis

Ástrid Pérez insta al gobierno socialista "a actuar con responsabilidad y abrir la vía para no agravar los problemas de tráfico y el caos circulatorio en Arrecife"

El PP exige la apertura de la avenida ante el inicio de las obras en Antonio Porlier y Sopranis

La presidenta del Partido Popular de Lanzarote, Ástrid Pérez, ha mostrado su preocupación "por las graves consecuencias que podría acarrear para el tráfico de la ciudad el inicio de las obras que se llevarán a cabo en pleno centro de Arrecife y que previsiblemente se iniciarán a partir de la próxima semana".

Pérez considera que "si el Ayuntamiento quiere desarrollar el proyecto de embellecimiento y modernización de la calle Antonio Porlier y Sopranis y de la zona comercial de Hermanos Zerolo, es prioritario que se abra la avenida marítima". "Porque de lo contrario nos encontraremos con un cuello de botella que hará imposible el tránsito por la ciudad”, señala la presidenta de los populares, que considera que  “no es de recibo que el gobierno del PSOE pretenda afrontar estos dos proyectos manteniendo la avenida cerrada porque el caos sería aún mayor”.

La dirigente popular cree que "lo más razonable hubiese sido que este tipo de obras, que ejecuta el Cabildo a instancias del Ayuntamiento de Arrecife, se hubieran llevado a cabo cuando el Plan de Movilidad que actualmente se está redactando estuviese terminado". “Sin embargo, sin esa planificación global de la ciudad, Arrecife no puede permitírselo ni un experimento más. Es imprescindible que el grupo de gobierno proceda a abrir la avenida para favorecer la circunvalación y descongestionar el tráfico rodado”, señala. 

 

Insta al grupo de gobierno a actuar "con responsabilidad"


Astrid Pérez defiende que el tránsito por la avenida “supondría un alivio importante para la ciudad y para los ciudadanos que cuanto más alternativas tengan a su alcance menos sentirán el efecto disuasorio que causa en los consumidores este tipo de obras en pleno centro de Arrecife”.

“Toda obra lleva consigo molestias pero es obligación del Ayuntamiento hacer todo cuanto esté en su mano para minimizar su efecto por lo que confiamos en que el gobierno socialista actúe esta vez con responsabilidad y no haga pasar a los ciudadanos el calvario que sufren cada vez que se ejecuta en Arrecife un proyecto que requiera el corte de alguna calle”, concluye. 

En esta sección
Comentarios