11/nov./2019

CCOO y UGT en Lanzarote muestran su rechazo a la reforma constitucional y afirman que pondrá “en riesgo” el Estado de Bienestar

Los representantes de CCOO y UGT en Lanzarote han mostrado su más contundente rechazo a la reforma constitucional. Los sindicatos consideran que este cambio en la carta magna pondrá “en riesgo” el Estado de ...
CCOO y UGT en Lanzarote muestran su rechazo a la reforma constitucional y afirman que pondrá “en riesgo” el Estado de Bienestar

Los representantes de CCOO y UGT en Lanzarote han mostrado su más contundente rechazo a la reforma constitucional. Los sindicatos consideran que este cambio en la carta magna pondrá “en riesgo” el Estado de Bienestar.

Por ello, CCOO se ha concentrado este martes a las 11.30 horas frente a la dirección insular de la Administración General del Estado, desde donde ha exigido un referéndum. Por su parte, UGT ha enviado también un comunicado en el asegura que la reforma constitucional “pone en riesgo la supervivencia de los servicios públicos”.

“La reforma de la Constitución para limitar el gasto impulsada por PSOE y PP es una ataque a la línea de flotación del Estado de Bienestar y tendrá un efecto muy negativo para la supervivencia de los servicios públicos que disfrutamos a día de hoy”, ha manifestado el secretario insular de UGT, César Reyes.

La medida, según ha apuntado Reyes, ha sido realizada “de manera acelerada y sin permitir la participación ciudadana a través de referéndum”. “Es sumamente inconveniente pues anula o limita gravemente la capacidad de actuación de los gobiernos con políticas fiscales adecuadas a las diferentes fases del ciclo económico”, ha señalado.

Para César Reyes, la reforma de la carta magna supone “la constitucionalización de una de las señas de identidad de las políticas conservadoras y neoliberales que han producido la crisis económica, y lo que es peor, conlleva un grave riesgo para el mantenimiento de las prestaciones e instituciones básicas del Estado de Bienestar”.

Medidas Laborales

Desde UGT Lanzarote han considerado además, que las nuevas medidas aprobadas por el Consejo de Ministros son "muy negativas" porque “empeoran las condiciones laborales de los trabajadores y no ayudan a la recuperación económica del país”.

Para el sindicato, la suspensión del límite al encadenamiento de contratos temporales y el nuevo contrato de formación que, hasta 2013, se podrá realizar a menores de 30 años, “no servirán para sacar a España de la actual situación, porque estas medidas debilitan la posición de los trabajadores y ahondan en un modelo económico que ya ha demostrado sus flaquezas ante las dificultades”. “El Gobierno vuelve a equivocarse con medidas parciales y erróneas que resultan claramente negativas y perjudiciales para los trabajadores, y que solo provocarán mayor precariedad laboral”, ha indicado.

Según César Reyes, con medidas como las adoptadas por el Gobierno, “la generación más preparada y formada de la historia de de España está abocada irremediablemente a la inestabilidad laboral y al empleo de mala calidad”.

En esta sección
Comentarios