24/feb./2020

EL PRIMERO DE LOS TRES CONCIERTOS PROGRAMADOS TUVO LUGAR EL SÁBADO

La música regresa a la Cueva de los Verdes con un periplo por los sonidos de varios continentes

El primero de los tres conciertos programados tuvo como protagonistas al clarinete y la percusión y ofreció un repertorio que fue de las danzas cubanas a las eslavas pasando por Tchaikovsky...Vea la galería de imágenes

La música regresa a la Cueva de los Verdes con un periplo por los sonidos de varios continentes

La Orquesta Clásica de Lanzarote retomó este fin de semana los llamados "Conciertos de la Cueva", que se prolongarán hasta el próximo mes de diciembre con un nuevo evento cada mes. El primero de ellos, organizado por la OCL con la colaboración de los Centros de Arte Cultura y Turismo del Cabildo de Lanzarote, tuvo lugar el pasado sábado en la Cueva de Los Verdes, a las 20.00 horas, y tenía como protagonistas la percusión y la música del clarinete. 

Para ello, se subieron a este particular escenario cinco músicos. Así, Ayoze Rodríguez, Pablo Blanco, Marta Curbelo y Javier Santos hicieron sonar sus clarinetes, mientras que Carlos Almaguer fue el encargado de la percusión. El público asistente pudo disfrutar de un programa muy selecto en cuanto a variedad y ritmos, que fueron desde las ‘Danzas Cubanas’ del compositor Ignacio Cervantes al ‘Cascanueces’ de Tchaikovsky, las Danzas Eslavas de A. Dvorak y los famosos tangos de A. Pizzola. 

La fusión de clarinetes y percusión resultó muy atractiva durante todo el concierto por sus posibilidades expresivas. Pero, especialmente, lo fue por el repertorio ofrecido, que en esta ocasión constituía un periplo de danzas del mundo, viajando desde Latinoamérica hasta Asia y dando casi la vuelta al globo para mostrar al público los elementos más característicos de las composiciones clásicas basadas en motivos regionales.

Tras más de 90 minutos de espectáculo, cuando llegó el momento de la despedida los músicos accedieron a las peticiones del público y lo obsequiaron con varios bises. Sin lugar a dudas, en este primer concierto se pudo disfrutar de diferentes ritmos con sus variantes y melodías, logrando evocar a los asistentes distintas latitudes. Los próximos conciertos están programados para el día 5 de noviembre con un sexteto con violín, viola, violonchelo, contrabajo y voz , y el último para el día 3 de diciembre, con un trío clásico con piano, violonchelo y clarinete.

En esta sección
Comentarios