20/jul./2019

LA 'MODELO', DE 93 AÑOS, AÚN SE DEDICA A LAS ACTIVIDADES DEL CAMPO EN LA ASOMADA

La campesina Carmen Hernández se reencuentra con la escultura que inspiró para conmemorar la llegada del agua a Tías

La obra, que realizó el escultor Julián Bermúdez recreando a esta mujer rural, se encuentra en el mismo emplazamiento construyó hace 50 años un gran aljibe que abasteció de agua a la población

La campesina Carmen Hernández se reencuentra con la escultura que inspiró para conmemorar la llegada del agua a Tías

La campesina de 93 años de La Asomada que inspiró la escultura en homenaje a la llegada del agua al sur de Lanzarote y que se erige en Tías desde el pasado mes de abril recibió el agradecimiento del alcalde del municipio, Pancho Hernández,  por permitir realizar al escultor un molde sobre su fisionomía y vestimenta, en una visita que giró a la obra realizada por el joven escultor del municipio, Julián Bermúdez. 

Carmen Hernández Viera, que aún se dedica a la actividad del campo, contó con la compañía de su única hija en vida, y varios descendientes en tercera generación. La concejal Nerea Santana también estuvo presente a la visita que giró esta campesina casi ya centenaria y que fue una sorpresa promovida por la familia. 

escultura tias 2

El Ayuntamiento erigió la escultura en la Avenida Central de Tías coincidiendo con la construcción del gran aljibe y la mareta que abasteció la comarca, justo cuando se conmemoran los 50 años de aquel hito importante. La escultura, con técnica mixta, ha sido ejecutada en fundición en frío y recrea a esta mujer rural, campesina, guindando agua del aljibe con un balde amarrado a una soga y se encuentra en el mismo emplazamiento donde en su subsuelo se ubica la gran aljibe que abasteció de agua de lluvia a la población local.  

 

Una escasez de agua que obligaba a la población a emigrar 


"En Lanzarote contar con agua para la subsistencia de la vida era vital", señalan desde el Ayuntamiento de Tías, desde donde recuerdan que, así, se pusieron en marcha, durante la primera mitad del pasado siglo XX, las instalaciones hidráulicas de las galerías de Famara (en el norte de Lanzarote), que abastecían de agua a la capital Arrecife. En el sur de la isla, "la escasez del agua obligaba a la población a emigrar a la capital conejera", añade el Consistorio, que rememora cómo a finales del año 1968 se culminó la obra de canalización de las aguas procedentes de las maretas horadadas casi en la cima de Montaña Blanca y depositadas en un gran aljibe construido en la actual Avenida Central de Tías Alcalde Florencio Suárez.

Así, para conmemorar los 50 años de aquel hito, el grupo de gobierno de Tías, liderado por el alcalde Pancho Hernández, encargó al joven escultor nacido en el municipio, Julián Bermúdez Mesa, que recreara en una escultura este simbolismo de la llegada del agua a Tías.

Según explica el Ayuntamiento, Julián Bermúdez, que concluyó sus estudios de escultura en la Escuela de Arte Pancho Lasso de Lanzarote, formó parte del equipo de artistas que bajo la dirección del escultor británico Jason deCaires, realizó las figuras del Museo del Atlántico en las aguas de Papagayo. Desde hace un tiempo, Bermúdez Mesa reside en Inglaterra "donde trabaja con el equipo multidisciplinar de Jason deCaires para sus obras artísticas presentes en muchas partes del mundo".

En esta sección
Comentarios