Camero se niega a declarar y no confirma la versión de San Ginés sobre los pagos “en efectivo” por su chalet

El abogado fue citado como representante de su empresa, Adelfas 24, que está imputada por presunto cohecho en esa venta. El expresidente asegura que entregó 260.000 euros por transferencias bancarias y otros 100.000 euros en metálico

Felipe Fernández Camero, llegando a los Juzgados para declarar en otra causa
Felipe Fernández Camero, llegando a los Juzgados para declarar en otra causa

El abogado Felipe Fernández Camero se negó a declarar el pasado viernes en los Juzgados de Arrecife, donde estaba citado como representante de la mercantil Adelfas 24 SL, que está imputada como persona jurídica en la nueva causa penal que investiga al expresidente del Cabildo, Pedro San Ginés, por delitos de malversación y cohecho.

La sociedad de Camero era la dueña del chalet donde vivió durante años San Ginés, hasta que lo terminó adquiriendo, en unas circunstancias que despertaron las sospechas de los investigadores. Y es que consideran que la operación encerraba un presunto soborno, adquiriéndola por debajo del valor real de mercado, como contraprestación a los pagos que autorizó Pedro San Ginés al yerno de Camero, el también abogado Ignacio Calatayud.

San Ginés ha asegurado públicamente y en los Juzgados que la operación fue legal y que abonó 360.000 euros por la vivienda, 100.000 de ellos “en efectivo”, pero Camero se negó a hablar, y por tanto no confirmó esta versión. De hecho, no solo no contestó preguntas del juez instructor, de la fiscal y de la acusación, sino que tampoco respondió a ninguna de las defensas, incluida la de San Ginés.

 

Hasta tres contratos de venta distintos

Los únicos pagos que constan documentados en la causa ascienden a 260.000 euros, pero por el momento no se han acreditado los otros 100.000 que San Ginés afirma haber entregado en  metálico. Quien podía haber respaldado esa versión era Camero, pero optó por guardar silencio.

Así, tampoco aclaró por qué han aparecido hasta tres contratos distintos de esa compraventa, con fechas e importes distintos. Según fuentes cercanas al caso, en uno se fija el precio en 300.000 euros, en otro en 265.000 euros y en un tercero en 360.000 euros. Además, hay un cuarto contrato, en este caso de alquiler, firmado por la hija de Camero y mujer de Ignacio Calatayud, Juana Fernández de las Heras, que también está imputada.

El chalet, ubicado frente al Castillo de San José, fue registrado el pasado mes de marzo, cuando estalló públicamente esta causa. Ese día, los agentes registraron también el actual domicilio en Madrid de Ignacio Calatayud, que es el principal investigado junto a San Ginés.

La causa se inició precisamente por los pagos que recibió Calatayud como abogado de Inalsa en el concurso de acreedores. Hasta ahora, la investigación refleja que cobró cerca de un millón y medio de euros en dos años, en posible perjuicio de la empresa pública de aguas y del Consorcio.

Los clientes de Adelfas 24 enfrentados al Cabildo

 La entidad Adelfas 24 (propietaria de la vivienda en la que reside San Ginés), es una sociedad familiar que presta servicios jurídicos, formada por el propio Camero y dos hijos, abogados de profesión, que durante todos esos años ha defendido los intereses de empresarios hoteleros y otras entidades contrapuestos a los del Cabildo de Lanzarote (como Juan Francisco Rosa o el Hotel Papagayo Arena), lo que aumenta las suspicacias sobre la opacidad de la operación de venta del chalé a Pedro San Ginés, ya que desde entonces el “casero” de San Ginés ha sido la empresa que probablemente defendía más asuntos contra el Cabildo que aquel presidió entre 2009 y 2019.

LO MAS LEÍDO