Los vecinos de El Charco estallan: "No podemos seguir soportando lo que estamos sufriendo"

Denuncian las consecuencias que está dejando la "masificación y descontrol" del ocio nocturno en la zona y cuestionan el "desinterés" del Ayuntamiento ante sus quejas

Vecinos y vecinas de las calles colindantes a El Charco de San Ginés han decidido iniciar una recogida de firmas y hacer pública la situación que están viviendo, después de mucho tiempo de quejas al Ayuntamiento sin haber obtenido respuesta. "No podemos seguir soportando lo que estamos sufriendo", denuncian en un comunicado, en el que advierten de las consecuencias que está generando "la masificación y descontrol del ocio nocturno durante los fines de semana, que se concentra en la zona peatonal de la avenida César Manrique".

En su nota de prensa, vecinos de las calles Blas Curbelo, El Salto, Franchy Roca y Jacinto Borges aclaran que su queja no es contra la actividad hostelera y comercial. "Al contrario, creemos que podría tener un impacto negativo para los establecimientos de restauración de la zona con una clientela que busca disfrutar de la oferta gastronómica en un espacio único. Además, nos consta que algunos hacen lo posible por controlar sus espacios. Sin embargo, la situación se está tornando insostenible y acabará por afectar económicamente al entorno, ya que algunos locales verán mermados sus ingresos a causa del incivismo incontrolado si no se toman medidas urgentes", advierten.

"Nuestra denuncia es contra el incivismo, las faltas de respeto, la suciedad que genera; por las situaciones de inseguridad y de tensión que los vecinos nos vemos obligados a sufrir cada sábado. En nuestras casas conviven personas mayores, niños o personas enfermas y queremos poder estar tranquilos en nuestros hogares sin tener que ver cómo grupos de personas jóvenes se reúnen frente a nuestras viviendas para hacer botellón, consumir estupefacientes, mantener relaciones sexuales con total deshinibición o hacer sus necesidades fisiológicas. Ante esto, nos encontramos con el agravante de ser insultados, o en el peor de los casos, vernos expuestos a enfrentamientos verbales agresivos si algún vecino les afea la conducta", relatan.

"Nuestra denuncia es contra la falta de atención por parte del Ayuntamiento y de los responsables de la seguridad en esta ciudad. Hemos denunciado en numerosas ocasiones esta situación y no hemos obtenido respuesta más allá de la falta de recursos municipales para hacerle frente", critican. Por eso, explican que han querido reiterar públicamente sus denuncias y reclamos, ya que consideran que la Administración local "debe proporcionar amparo a quienes le solicitan mediación y resolución de los conflictos", ya que estos "no solo afectan al incumplimiento de las normativas, sino también al derecho al descanso, a la seguridad y a la salud de sus vecinos".

Sin embargo, cuestionan que después de "mucho tiempo pidiendo medidas para que se resuelva el asunto", solo se han encontrado "con el desinterés de quienes tienen la responsabilidad municipal, lo cual nos deja con una absoluta sensación de desamparo". A pesar de ello, sostienen que no van a cejar en sus demandas e iniciarán una recogida de firmas, "para buscar el apoyo de todos los vecinos de Arrecife que quieran solidarizarse y que entiendan que los responsables públicos no pueden darle la espalda a quienes justamente reclaman que se les escuche y se busque una solución".

LO MAS LEÍDO