Sanidad mantiene el Monumento al Campesino abierto y afirma que "no hay ningún riesgo para la salud”

La intoxicación alimentaria afectó a 39 de los 222 comensales que hubo ese día, aunque ninguno de ellos precisó de ingreso hospitalario

Monumento al Campesino
Monumento al Campesino

El área de Salud de Lanzarote ha justificado que el restaurante del Monumento al Campesino continúe abierto al público afirmando que, tras realizar una inspección, se comprobó que no existía “ningún riesgo para la salud”. 

Así lo ha señalado en Radio Lanzarote - Onda Cero la directora del área de Salud de Lanzarote, Noelia Umpiérrez. Además, ha explicado que los afectados por la intoxicación alimentaria han aumentado hasta los 39, tres más de los que informó Sanidad el pasado lunes, de los 222 comensales que hubo en una comida en el Monumento al Capesino. Desde la Consejería señalan que todos los que han sufrido esta toxiinfección han presentado "síntomas leves”, como gastroenteritis o algunos cólicos, que en ningún caso han precisado de ingreso hospitalario.

“Este establecimiento tiene unos análisis continuos bastante correctos, por eso no se cesa la actividad, porque se realiza una inspección y se comprueba que todos los procedimientos están correctos y se está trabajando bien”, señala Umpiérrez, que añade además que cuando se produce un cierre de un establecimiento suele ser “por motivos de limpieza”, o por la existencia “de algún problema”, que en este caso, según Sanidad, no existe. 

La directora del área de Salud ha explicado el procedimiento que han llevado a cabo desde la Consejería de Sanidad: “Se fue al establecimiento y se realizó una inspección general, se inmovilizaron los alimentos y se tomaron muestras para un posterior análisis en un laboratorio acreditado de Gran Canaria”. Además, desde Sanidad han realizado también análisis de las heces de los manipuladores de los alimentos del restaurante, para tratar de averiguar el origen del problema, por si pudiera partir de un trabajador. No obstante, Umpiérrez afirma que “no hay ningún afectado”, a priori, entre la plantilla.

“Cuando es una cosa puntual, hay que averiguar por qué. Igual se ha comprado algún producto o un lote que no estaba en buenas condiciones. Se hace un estudio de los pacientes porque se intentan buscar todas las posibilidades”, apunta. 

A la espera de los resultados, la directora del Área afirma que por el momento no tienen ninguna conclusión clara de qué es lo que ha ocasionado esta toxiinfección, y apunta que esos resultados finales de los análisis realizados no se conocerán hasta la próxima semana. Además, Umpiérrez vaticina que el número de afectados no aumentará y se quedará en 39, ya que ha transcurrido una semana desde la comida donde se originó el problema

Hospital Doctor José Molina Orosa
Sanidad confirma que hay al menos 36 afectados en la isla por una intoxicación alimentaria
LO MAS LEÍDO