Más de 36 kilómetros de las costas de Lanzarote, en “riesgo alto” por la amenaza del cambio climático

Un informe del Gobierno de Canarias advierte de los daños económicos y medioambientales que podrían producirse en este siglo, con “inundaciones episódicas” y “desaparición de playas turísticas”, zonas de viviendas e infraestructuras

I.L.

Periodista

Mapa de Lanzarote con las zonas de costa amenazadas por el cambio climático
Mapa de Lanzarote con las zonas de costa amenazadas por el cambio climático

Diez zonas costeras de Lanzarote y La Graciosa que suman un total de 36,4 kilómetros se encuentran en “alto riesgo” por la amenaza del cambio climático, según un informe que acaba de presentar el Gobierno de Canarias.

“Las consecuencias de la inacción climática podrían abarcar desde un aumento de las inundaciones episódicas con afectación directa a la población, a daños en infraestructuras claves, como las vías de transporte terrestre, la desaparición de playas turísticas, la reducción de hábitats y ecosistemas y un aumento de la erosión en toda la franja costera de las islas”, advierte el informe, elaborado Grafcan junto con el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

En total, en Canarias se han identificado 47 tramos de costa en "riesgo alto acumulado", de los que 9 se encuentran en Lanzarote y uno en La Graciosa. De hecho, el informe advierte que “las islas orientales, Fuerteventura y Lanzarote, estarán sometidas a riesgos significativamente más elevados en 2050 y 2100”.

Ahora, según ha anunciado la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, esos 47 puntos serán “objeto prioritario de estudios de detalle y de planes de adaptación al cambio climático a nivel local”.

En el caso de Lanzarote, las zonas de mayor riesgo se sitúan en Puerto del Carmen, en Arrecife y Las Caletas, en Costa Teguise, en Famara, en Playa Honda, entre Punta Mujeres y Arrieta, en la zona de El Golfo y en La Santa. En cuanto a La Graciosa, el tramo afectado está entre Caleta de Sebo y Playa Francesa.

 

Hay 147 playas turísticas amenazadas en Canarias

El objetivo del estudio, denominado proyecto PIMA (Plan de Impulso al Medio Ambiente) Adapta Costas Canarias, era “conocer, por primera vez, lo riesgos a los que se enfrentan los entornos costeros” del archipiélago en caso de que se confirmen “los peores escenarios sobre este fenómeno global”, si no se toman “las medidas de adaptación necesarias frente al cambio climático”.

Según ha explicado el consejero, José Antonio Valbuena, el estudio ha hecho una proyección “para mediados y finales de este siglo XXI bajo dos hipótesis de cambio climático, una de intensidad media (percentil 50% de subida del nivel del mar) y otra de intensidad alta (percentil 95% de subida del nivel del mar)”. Y los resultados son alarmantes.

“Las pérdidas económicas directas estimadas, asociadas tanto a los procesos erosivos como a los procesos de inundación costera derivados del cambio climático, pueden alcanzar un 11% del PIB actual en el peor escenario de cambio climático en 2100”, subrayan desde el Ejecutivo regional.

De esas pérdidas, el 75% estarían relacionadas con los efectos de la erosión estructural o permanente sobre las playas turísticas del Archipiélago. “Se estima que el peor escenario climático de 2050 pueda afectar a 147 playas turísticas, con una pérdida total de superficie del 10,6%”, señalan desde la Consejería.

 

Las zonas de riesgo en Lanzarote, por orden de gravedad

Puerto del Carmen: La zona abarca 6,1 kilómetros, desde Playa del Cangrejo hasta Playa de Matagorda, y acumula el mayor nivel de riesgo de la isla. “Los procesos costeros involucran riesgos sobre los entornos urbanos, predominantemente turísticos, próximos a la costa, y sobre sus sistemas de playa, catalogados como de interés turístico, así como sobre la ZEC Sebadales de Guasimeta en la parte marítima”, advierte el informe.

La Santa: Esta zona incluye 8,3 kilómetros entre Caleta de Caballo y la localidad de La Santa. “Los procesos costeros involucran riesgos sobre la población de pequeños asentamientos (La Santa y Caleta de Caballo), sobre el complejo turístico de La Santa y sobre valores ecosistémicos (ZEC Los Risquetes) y del patrimonio cultural (zona paleontológica)”. 

Arrecife: El informe sitúa en riesgo alto un tramo de 2,7 kilómetros desde La Bufona hasta el Islote del Francés. “Los procesos costeros involucran riesgos elevados sobre el frente marítimo de la ciudad de Arrecife, incluyendo tejido urbano y económico de alto valor, espacios públicos recreativos (paseos, playas), infraestructuras, equipamientos y abundantes bienes del patrimonio histórico-cultural. Se recomienda además una evaluación de detalle sobre los posibles efectos en el Puerto de Arrecife”, señala el informe.

Famara: Afecta a 4,3 kilómetros de costa, desde Caleta de Famara hasta Playa de Famara. “Los procesos costeros involucran riesgos sobre sobre la población e infraestructuras de localidad de Caleta de Famara, incluidos sus accesos por tierra, y sobre el elevado valor ambiental y turístico de los sistemas playa-duna del entorno (zonas ZEC y ZEPA)”. 

Playa Honda: El tramo de costa en riesgo es de 2 kilómetros, a lo largo de toda la urbanización. “Los procesos costeros involucran riesgos sobre el entorno urbano, de tipo residencial y turístico, próximo a la costa, y sobre sus sistemas de playa, catalogados como de interés turístico, así como sobre la ZEC Sebadales de Guasimeta en la parte marítima”. 

Arrieta: El informe sitúa en rojo un tramo de costa de 3,2 kilómetros entre las localidades de Punta Mujeres y Arrieta. “Los procesos costeros involucran riesgos sobre la población y las infraestructuras de los asentamientos costeros desarrollados a lo largo del este tramo litoral”, advierte.

Costa Teguise: Afecta a un tramo de 2,5 kilómetros, desde Playa del Jablillo a Playa de los Charcos. “Los procesos costeros involucran riesgos sobre la población, infraestructuras y equipamientos urbanos del complejo turístico, y sobre todo sobre las playas encajadas y ocluidas que dan el servicio recreativo principal del entorno”.

Las Caletas: La zona de riesgo abarca 1,5 kilómetros. “Los procesos costeros involucran riesgos sobre una zona de alta actividad industrial donde se concentran infraestructuras críticas de nivel 1 (central térmica e instalaciones de distribución de gas–peligro químico-) y de nivel 2 (planta desaladora)”, advierte el informe.

El Golfo: El tramo de costa en peligro mide 1,3 kilómetros, desde Casas del Golfo hasta Playa del Golfo. “Los procesos costeros involucran riesgos para la población de la localidad de El Golfo y su acceso por tierra, y para elementos muy relevantes del patrimonio natural (El Golfo), con gran impacto económico en la localidad”. 

La Graciosa: El informe también sitúa en riesgo elevado un tramo de costa de 4,5 kilómetros en la octava isla, desde Caleta de Sebo hasta Playa Francesa. “Los procesos costeros involucran riesgos sobre la población e infraestructuras de localidad residencial y turística de Caleta de Sebo (y probablemente también de infraestructura portuaria), así como sobre los ecosistemas terrestres (playas, dunas y lagunas costeras) y marinos (ZEC Sebadales de La Graciosa)”.

LO MAS LEÍDO