En el simulacro han participado los bomberos, protección civil, la Policía Local y personal de intervención del propio centro médico

El Hospital simula una situación de emergencia para "prevenir antes que curar"

En el simulacro han participado miembros del Cuerpo de Extinción de Incendios, Protección Civil y la Policía Local de Arrecife, además del personal sanitario de intervención ...

El Hospital simula una situación de emergencia para "prevenir antes que curar"
El Hospital simula una situación de emergencia para "prevenir antes que curar"

En el simulacro han participado miembros del Cuerpo de Extinción de Incendios, Protección Civil y la Policía Local de Arrecife, además del personal sanitario de intervención del propio Hospital, con la intención de conocer las deficiencias y mejorar la actuación de todos los equipos sincronizando la respuesta.

La sirena contraincendios se activaba en una zona de la tercera planta del centro de salud a las 11:00 horas. Supuestamente un cortocircuito había provocado un pequeño incendio. Tras saltar el dispositivo de emergencias, los bomberos acuden con gran celeridad al Hospital José Molina Orosa y entran acarreando las mangueras que conectarán a la boca de riego de la entrada.

Ya en el interior, el humo producido por las llamas, que supuestamente se ha producido en la tercera planta ha afectado a un total de seis heridos que deben ser evacuados con gran rapidez.

Además, en la emergencia fingida, uno de los heridos que presentaba un cuadro médico de mayor gravedad tuvo que ser evacuado por la ventana gracias a la escalera del coche de los bomberos.

Así, uno a uno, son trasladados a la planta inferior donde son atendidos por sanitarios de intervención del propio Hospital. En todo el proceso de emergencia no ha transcurrido más de media hora desde el aviso inicial. "Este tipo de simulacros son muy imporantes para todos los miembros de emergencias porque nos preparamos para reaccionar de la forma más eficiente en una situación real", dice el jefe de Seguridad del Parque de Bomberos.

LO MAS LEÍDO