La Plataforma de Pepe Torres justifica su voto defendiendo que Haría debe “tomar posesión de la Cueva”

La Plataforma de Haría se ha quedado votando sola junto al único edil que ha seguido la disciplina de CC. “En la vida había escuchado tantas patrañas juntas”, ha respondido el alcalde al escuchar sus argumentos

José Torres Stinga en el Pleno de Haría
José Torres Stinga en el Pleno de Haría

El partido de José Torres Stinga, que fue quien inició el pleito de la Cueva de Los Verdes, se ha quedado este sábado prácticamente solo en el Pleno votando en contra del nuevo acuerdo negociado con el Cabildo para ejecutar esa sentencia que dio la razón al Consistorio. Paradójicamenente, junto a los ediles de la Plataforma Municipal de Haría solo ha votado un concejal de CC, que es el único que ha seguido las directrices marcadas por su partido para defender el anterior convenio firmado por Pedro San Ginés.

En el caso del partido de Torres Stinga -que ha delegado la justificación de su voto en la número dos de su lista, la concejal Evelia García-, ha señalado que “por mucho informe de Intervención y de la asesoría jurídica” que exista avalando este acuerdo y confirmando que cumple lo establecido en la sentencia, su partido no está dispuesto a apoyarlo. “Lo que hay que hacer es cumplir la sentencia. Empezar desde el minuto uno”, ha reclamado.

“¿Se ha tomado posesión del bien? Eso es parte de la ejecución de la sentencia. ¿Se ha ido con el secretario o el notario?”, ha cuestionado Evelia García, que ha planteado que el Ayuntamiento debe ir a “tomar posesión” de La Cueva y luego “ir a hablar” con el Cabildo. “Que quede claro: la Cueva es de Haría”, ha defendido.

Por su parte, José Torres ha tomado después la palabra para anunciar que pedirán ahora un Pleno extraordinario para solicitar esa ejecución de la sentencia, que es firme desde hace más de tres años y medio, y para que se anule el anterior convenio -firmado en 2016- y la de “todos a los que diera lugar”. Sin embargo, al mismo tiempo, ha anunciado que iban a votar en contra de declarar la lesividad para el Consistorio de ese acuerdo firmado con San Ginés. Eso es lo que iba a hacerse en el siguiente Pleno -que finalmente no ha sido necesario celebrar-, en base a un informe del secretario interventor, que con esa declaración de lesividad proponía iniciar el trámite para declararlo nulo.

“En la vida había escuchado tantas patrañas juntas”, ha respondido el alcalde, Alfredo Villalba, tras escuchar las intervenciones de la Plataforma Municipal de Haría. “Solamente hay una verdad en todo lo que ha dicho Evelia: que dos de las personas que le acompañan formaron parte de lo que se inició en su momento. Y les alabo por haber hecho lo que hoy estoy haciendo yo aquí, que es defender los intereses de este municipio, por encima de cualquier sigla política. Este pleito no lo he iniciado yo, pero sí pretendo darle fin”, ha sentenciado Villalba.

Entre otras cosas, la Plataforma Municipal de Haría ha sostenido que el Ayuntamiento debería reclamar más dinero al Cabildo en concepto de indemización. Así, frente a los 12,9 millones de euros que va a recibir el municipio, ellos lo elevan a “18 millones de capital más los intereses”, que han cifrado en otros 4 millones de euros. Así, han planteado un total de más de 22 millones de euros, aunque no ha explicado de dónde surgía ese cálculo inicial de 18 millones.

“La indemnización ha sido cuantificada por los servicios de Intervención, no políticamente”, le ha respondido el alcalde, volviéndose a remitir a los seis informes favorables con los que cuenta este acuerdo, dos del Ayuntamiento cuatro del Cabildo. Y se ha referido en particular a los dictámenes tanto de la anterior interventora como del actual, que son en los que se han basado para definir los pasos a seguir. “No creo que nadie ponga en duda la imparcialidad de dos técnicos, funcionarios nacionales habilitados”, ha planteado Villalba.

Además, ha insistido en que la cuantificación de la indemnización es “exactamente la que contempla la sentencia”, que establecía que el Cabildo debía entregar a Haría todo los ingresos recibidos por la venta de entradas desde que el Ayuntamiento le instó a abandonar este centro por el impago del canon. “Ni un euro más, ni un euro menos. Esto no es unan subasta a ver quién ofrece más”, ha advertido el alcalde.

Por su parte, además de cuestionar que no se hayan reclamado también al Cabildo los intereses, la Plataforma Municipal de Haría ha añadido otras reivindicaciones, como exigir que las vacantes de trabajo que surjan en La Cueva sean ocupadas por personas del municipio. Y es que aunque se han referido reiteradamente a que el Ayuntamiento debe “tomar posesión de La Cueva”, luego han vuelto a abrir la puerta a mantener la situación actual, cediendo su gestión a los Centros Turísticos.

Al respecto, Villalba ha explicado que ésa es la parte del anterior convenio que se mantiene, ya que ahí ya se resolvían las condiciones en las que se realiza esa cesión. A eso, ahora se ha añadido la parte que no se había recogido, relativa a la indemnización, y se ha incluido también una cláusula en caso de impago, por la que el Ayuntamiento recuperaría La Cueva.

Sin embargo, la Plataforma Municipal de Haría también defiende que hay que empezar otra vez desde cero esa negociación, e incluso que el acuerdo tendría que tener “una duración como máximo de diez años”, para que la Corporación que esté entonces “pueda decidir el modelo”.

“El inquilino no puede poner las condiciones”, ha repetido en varias ocasiones Torres Stinga, que ha sido llamado al orden en distintos momentos por el alcalde, por los ataques personales que han lanzado contra él tanto Torres como su compañera Evelia García. Entre ellos, también han incluido alusiones a su llegada al Alcaldía, que se produjo después de no haber podido cerrar un acuerdo entre el PSOE y la Plataforma de Haría, que reclamaba el bastón de mando y quedó finalmente en la oposición.

Además de varios cruces dialécticos con el alcalde, José Torres Stinga también ha tenido otro con el secretario interventor. El funcionario ha tomado la palabra después de que Torres pusiera en duda que el próximo 28 de octubre vencía el plazo para declarar la lesividad del anterior convenio. El ex alcalde ha puesto esto sobre la mesa dentro de sus justificaciones para anunciar el voto que tenían previsto emitir en el segundo pleno, oponiéndose también a esa declaración de lesividad, y anunciando que ellos tienen previsto ahora solicitar un trámite distinto para anularlo, para lo que ha anunciado que van a pedir un pleno extraordinario.

Al respecto, mientras era interrumpido en varias ocasiones por Torres Stinga, el interventor ha explicado que la suspensión de plazos que vino aparejada al estado de alarma -que era a lo que apelaba Torres para defender su argumento de que el plazo vencía más tarde- no está claro que pueda aplicarse a este caso y que en cualquier caso supondría “ponerlo en riesgo”. “Si se hace antes del 28, es seguro que no te lo van a echar para atrás”, ha zanjado el interventor.

No obstante, finalmente ni siquiera ha sido necesario llevar a cabo esa votación, al aprobarse la adenda que viene a cubrir las carencias del anterior convenio, que según los informes jurídicos era “lesivo” para el Ayuntamiento y no incluía “previsión alguna sobre la indemnización en concepto de daños y perjuicios a la que fue condenado el Cabildo Insular de Lanzarote”.

Ahora, Torres Stinga ha dejado claro que intentará que se anule también este nuevo acuerdo, en el Pleno que ha anunciado que solicitará, por lo que la decisión podría volver a estar en manos de Coalición Canaria. Desde este partido han estado en conversaciones con José Torres Stinga y desde hace semanas se especula con una posible moción de censura, aunque lo ocurrido este sábado en el Pleno con los ediles de CC -que han votado por libre y cuatro de ellos al margen de las directrices que había marcado la dirección insular-, abre nuevas dudas sobre el futuro del gobierno del municipio y también de la reacción que tendrá el partido con sus ediles.

LO MAS LEÍDO