El Cabildo de Lanzarote aprueba una declaración institucional contra el racismo y la xenofobia

“Estamos ante un drama humano que, a base de repetirse, camufla su condición de auténtica tragedia tras la frialdad de las cifras”, afirma María Dolores Corujo

Imagen de una mujer en uno de los actos en Órzola por los inmigrantes fallecidos
Imagen de una mujer en uno de los actos en Órzola por los inmigrantes fallecidos

El Pleno del Cabildo de Lanzarote, a instancias de la presidenta, Maria Dolores Corujo, ha aprobado este lunes una declaración institucional con la que se se hace un llamamiento a la unidad contra el racismo y la xenofobia, ante el “drama humano” que la crisis migratoria de este 2020 está suponiendo para las Islas.

Corujo lamentó los casi 400 fallecimientos de migrantes en su intento de llegar al Archipiélago y calificó estos sucesos como “un drama humanitario que, a base de repetirse, camufla su condición de auténtica tragedia tras la frialdad de las cifras”. De hecho, según recordó, ya se han contabilizado 382 víctimas en el mar y en las costas canarias a lo largo del año, según datos del proyecto internacional Migrantes Perdidos.

Ante esto, “tan solo nos queda la posibilidad de acoger de manera humanitaria a los supervivientes de una travesía que es considerada por las ONG como la más mortífera en todo el mundo”, señaló la presidenta.

"La cifra de 382 fallecidos representa casi el 26% de las muertes que se producen al tratar de acceder a Europa. Con ser una cifra estremecedora, los datos de la ONG Caminado Fronteras son aún más duros. Según advierte la ONG, se alcanzó a mediados de noviembre el dramático récord de casi medio millar de vidas perdidas en tan solo una semana, por lo que la cifra de decesos a lo largo del 2020 sería muy superior, pudiendo llegar a una cuarta parte de las salidas hacia Canarias", recuerdan desde el Cabildo.

“Estas frías estadísticas nos sobrepasan y no nos permiten ni siquiera imaginar el dolor que se oculta tras ellas. Por cada una de esas personas fallecidas hay una familia desesperada tratando de averiguar qué ha sucedido, a la que no le ha quedado ni siquiera el consuelo de recibir un cuerpo en el que honrar la memoria de quien falleció en pos de un sueño. No podemos hacer nada por quienes murieron en el mar y a esos pocos que mueren en nuestras costas, tan solo podemos darles un entierro digno o repatriar sus cadáveres”, concluyó la presidenta.

Desde la Corporación insular también recuerdan que la presidenta recibió en el Cabildo a principios de este mes a los vecinos de Órzola que colaboraron activamente en el rescate de los migrantes que naufragaron el pasado 24 de noviembre frente a la costa del norte de la Isla, cuando la patera en la que viajaban chocó contra la escollera del muelle, falleciendo al menos ocho de sus ocupantes.

LO MAS LEÍDO