El 35% de los canarios ya estaba en riesgo de pobreza o exclusión antes de la pandemia

Así lo refleja un informe presentado este miércoles con datos correspondientes a 2019, que sitúan al archipiélago diez puntos por encima de la media nacional en los indicadores de pobreza

Informe sobre los índices de pobreza en España por comunidades
Informe sobre los índices de pobreza en España por comunidades

El 35% de la población de las islas Canarias, unas 773.000 personas, estaba ya hace un año en riesgo de pobreza y/o exclusión social, según datos del informe que acaba de hacerse público sobre 'El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2008-2019'. Los datos corresponden así al pasado ejercicio, por lo que no incluyen las consecuncias que ha dejado la pandemia del Covid-19 en el archipiélago.

Esas cifras, que entre otras cosas no reflejan el aumento del paro registrado en Canarias en los últimos meses, ya situaban al archipiélago 10 puntos por encima de media nacional, fijada en el 25,3% (11.870.000 personas), y con el tercer porcentaje AROPE más elevado, tan solo por delante de Extremadura y Andalucía.

En relación a la Tasa de Riesgo de Pobreza, el umbral para Canarias se fija en 641 euros mensuales y los datos reflejan que un 28,5% de la población vivía con menos de esta cantidad, lo que supone un incremento de 2,6 puntos porcentuales con respecto a 2018. Esto significa que en 2019 había en Canarias unas 628.282 personas en riesgo de pobreza, 53.718 menos que el año anterior. 

Asimismo, un 11,2% de la población, o lo que es lo mismo unas 247.378 personas, vivía con menos de 500 euros al mes, que es el umbral que se fija para la tasa de pobreza severa que, en este caso, se ha incrementado en dos puntos con respecto a 2018. 

 

Un 53,7% de la población, con dificultades para llegar a fin de mes 

Del mismo modo, el informe refleja que alrededor de 86.000 personas, un 3,9% de la población canaria, vivía en condiciones de privación material severa. Se trata de personas que no pueden permitirse una comida saludable al menos cada dos días, que no pueden mantener la vivienda con una temperatura adecuada, que no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos, que han tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda y que no pueden permitirse disponer de un ordenador personal. 

El informe también expresa cómo alrededor del 53,7% de la población canaria tenía alguna clase de dificultad para llegar a fin de mes. Además, se apunta que esta situación se ha registrado y agravado principalmente entre los grupos que ya experimentaban mayor dificultad para llegar a fin de mes o afrontar gastos imprevistos. 

Además, los datos reflejan que el 14,8% de la población menor de 60 años que reside en las Islas Canarias vivía en hogares con Baja Intensidad de Empleo, es decir, en hogares donde los miembros en edad de trabajar lo hicieron menos del 20% de su potencial de trabajo n el año. La cifra representa unas 249.291 personas, es cuatro puntos superior a la media nacional y la cuarta más alta de todas las comunidades autónomas, sólo superada por Andalucía, Melilla y Ceuta. Además,  esta tasa se ha incrementado desde 2008 en 5,5 puntos. 

A nivel estatal, destaca la tasa de pobreza entre las personas con trabajo, que se mantiene estática desde el año 2014 en torno al 14%, lo que se considera que "demuestra las limitaciones de la protección al desempleo y las reestricciones del Estado de bienestar actual".  Respecto a los salarios, se señala que la renta media en Canarias era en 2019 de 9.486 euros por persona, 2.194 euros inferior a la media nacional. 
 

 

"Este Gobierno no ha necesitado conocer esos datos para ponernos a trabajar"

Durante una rueda de prensa, la viceconsejera de Derechos Sociales, Gemma Martínez, ha resaltado que "todavía no podemos hablar con datos de las consecuencias que nos traerá la actual situación de crisis social y económica provocada por la Covid-19, pero este Gobierno no ha necesitado conocer esos datos para ponernos a trabajar y articular toda una batería de medidas de protección a las personas más vulnerables".

De esta manera, expuso que en las islas el paro y la pobreza son "estructurales", por lo que necesitan de un conjunto de acciones tanto sociales como económicas. "Desde que asumimos la Consejería de Derechos Sociales -continuó- hemos ido aprobando toda una serie de medidas con el fin de ir paliando una situación que ya era complicada antes de la crisis sanitaria".

Presentación del informe sobre pobreza y exclusión

Aquí, la viceconsejera destacó la modificación de la Prestación Canaria de Inserción para incluir a familias con menores a cargo; la aprobación del Ingreso Canario de Inserción a través del cual se ha otorgado un colchón económica a más de 16.000 familias y el impulso del proyecto de la Ley de Renta Ciudadana, que llegará al Parlamento a finales de mes.

Por su parte, los datos de este décimo Informe ponen de manifiesto que España "está muy lejos" de cumplir con su parte del compromiso de reducción de la pobreza asumido en la Estrategia Europa 2020, que especificaba una reducción de 1,5 millones de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social (tasa AROPE) sobre los datos de 2008, "y que debía alcanzarse como muy tarde en 2020".

"La situación de pobreza en Canarias se va a fragilizar aún más", señaló por su parte el presidente de EAPN-Canarias, Juan Carlos Lorenzo, en alusión a los actuales datos macroeconómicos, según los cuales el Índice de Precio al Consumo (IPC) en el Archipiélago se ha incrementado en un 0,4% , sobre todo en alimentos, calzado y bebidas alcohólicas. "Todo ello se trasluce en una acentuación de los perfiles que las familias que se encuentran en situación de exclusión social y de pobreza o en riesgo de padecerla", añadió.

LO MAS LEÍDO