25/Jun/2017

Reciclar: una labor para educar y concienciar

Reciclar: una labor para educar y concienciar

Educar a los niños para que sean conscientes de las responsabilidades que tienen las personas frente al medioambiente es importante. Este es el objetivo de una nueva iniciativa de concienciación de Ecoembes, la organización para el cuidado del medioambiente encargada del reciclaje de envases domésticos en España. El proyecto se llama EducaEnEco y llevará el reciclaje a colegios de Madrid, Castilla y León, Extremadura y Canarias.  

El objetivo es hacer llegar a profesores, alumnos y personal no docente de los colegios material para que puedan usarlo en sus clases o en otros espacios con los estudiantes y hacerles entender la importancia de reciclar. La entidad propulsora de esta iniciativa cree que estas campañas son fundamentales ya que son los más pequeños los que convivirán con el medioambiente más tiempo. “Los niños y las generaciones venideras son las que van a encontrarse con un mundo u otro dependiendo de cómo lo hagamos aquí y ahora los adultos”, expresaba hace unos días el CEO de Ecoembes, Oscar Martín.  

En un mundo donde cada año se generan miles de toneladas de basura es importante tomar conciencia de ello y saber qué hacer con todos los residuos. Saber reciclar es importante y para ello esta campaña se propone no solo concienciar sobre la importancia de hacerlo sino de cómo hacerlo bien. ¿Saben todos los niños donde depositar sus residuos? ¿Saben a qué contenedor va cada envase y por qué es importante que lo hagan así?  

La entidad también aprovecha la ocasión para contar por qué el sistema de reciclaje que se desarrolla en España es el más conveniente. De hecho la organización explica que otros sistemas de reciclaje desarrollados  no son tan beneficiosos como lo es el de Ecoembes. En algunos países existen otros métodos que consisten en cargar un dinero extra para cada envase que el ciudadano compra. En principio puede parecer que el dinero extra se le carga a la empresa pero en realidad se le carga al usuario final, es decir, a los ciudadanos. Según Ecoembes el sistema implantado en España es el mejor, como así lo demuestran algunas de las cifras y cambiarlo por otra alternativa podría suponer una pérdida de dinero para el ciudadano.