El Consejo de Ministros da el visto bueno al Anteproyecto de la Ley Orgánica de Educación

El Consejo de Ministros da el visto bueno al Anteproyecto de la Ley Orgánica de EducaciónUna vez aprobado el Anteproyecto de LOE en el Consejo de Ministros de hoy, la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT ...

El Consejo de Ministros da el visto bueno al Anteproyecto de la Ley Orgánica de Educación

Una vez aprobado el Anteproyecto de LOE en el Consejo de Ministros de hoy, la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT) destaca que, entre las modificaciones efectuadas en el documento, en líneas generales se aumenta y refuerza el carácter autonomista de la Ley, a la vez que se amplía el margen de decisión de las comunidades autónomas.

Esta organización considera que la intencionalidad del MEC no ha sido otra que la de estabilizar el sistema educativo a través de un articulado sincrético que permita a las comunidades autónomas desarrollar sus propios proyectos educativos; sin embargo esta cuestión que se valora de forma positiva requiere de elementos de cohesión y coordinación en el marco político y social como son la Conferencia Sectorial de Educación, los sindicatos -en la Mesa Sectorial- y otras asociaciones de la comunidad educativa con el fin de alcanzar el sistema educativo que siempre hemos defendido: vertebrado y homologable a nivel de Estado.

Calificamos como acertado el cambio de estilo del nuevo texto, ya que se ha corregido el lenguaje sexista del borrador anterior, y se asumen, en su totalidad, medidas para la mejora de la convivencia escolar y para la protección integral contra la violencia de género. El proyecto incluye, igualmente, el desarrollo de la igualdad efectiva de oportunidades entre hombres y mujeres, la no discriminación de personas con discapacidad y la resolución pacífica de conflictos en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social.

Respecto a los temas relacionados con los trabajadores de la enseñanza y sus condiciones laborales, el documento sigue siendo insuficiente: no contempla un sistema de acceso que termine con la precariedad laboral de la gran bolsa de interinos. Tampoco se observan cambios significativos en lo concerniente a la promoción profesional docente, la elección de los directores de los centros, la reducción de jornada, la jubilación voluntaria anticipada (jubilación LOGSE), la incorporación de nuevas figuras profesionales...Reclamamos que éstas y otras medidas que afectan a las condiciones de trabajo de los docentes se reflejen en el esperado Estatuto de la Función Docente.

Además, el MEC no se ha hecho eco de las reivindicaciones del profesorado de Educación Plástica y Visual, Música y Tecnologías aunque sí ha modificado la denominación de esta última; insistimos en el hecho de que cualquier reorganización horaria no debe repercutir ni en la formación integral de los alumnos ni en las condiciones laborales de los docentes; por tanto la organización de estas materias no ha de suponer la disminución del número de horas que se están impartiendo actualmente.

En cuanto a la organización curricular, FETE-UGT aplaude el mantenimiento de la nueva materia "Educación para la ciudadanía", la introducción del aprendizaje de una segunda lengua extranjera tanto en Primaria como en Secundaria y la recuperación del peso de la Filosofía en el Bachillerato. También la nueva reestructuración efectuada en la Enseñanzas Artísticas y la incorporación de un capítulo dedicado a las Enseñanzas Deportivas. No obstante queda indefinida la diversificación del currículo en Secundaria, aspecto que puede desembocar en centros de especialización curricular. Reivindicamos que sean las Administraciones educativas quienes definan y establezcan las agrupaciones de las materias.

Resulta chocante el hecho de que se haya suprimido del texto la posibilidad de que los alumnos de 15 años puedan acceder, excepcionalmente, a los Programas de Cualificación Profesional Inicial.

Sobre la enseñanza de la religión, el MEC sigue apostando por "la oferta obligatoria para los centros y voluntaria para los alumnos".

Nuestro sindicato aboga porque esta materia no tenga alternativa obligatoria para aquellos alumnos que opten por no cursarla y, en cuanto al profesorado de religión, reivindica la negociación de un convenio colectivo marco que regule sus condiciones laborales.

Se realiza una clasificación más precisa de la división de los centros, se calificarán como públicos y privados; estos últimos podrán acogerse a conciertos pasando a denominarse privados concertados.

Por otra parte, consideramos positivo el cambio de denominación de las "Garantías de Escolarización" por el de "Garantías de Gratuidad" y su ubicación en el articulado porque compromete tanto a centros públicos como privados concertados.

A pesar de que el MEC ha realizado un esfuerzo acompañando al Anteproyecto de memoria económica FETE-UGT exige al Gobierno y a las comunidades autónomas un pacto de financiación educativa que garantice la aplicación de todas las medidas necesarias para mejorar la calidad de la enseñanza hasta llegar a alcanzar un 6% del PIB.

Por último decir que este Proyecto de Ley Orgánica de Educación inicia su trámite parlamentario "sin el ansiado pacto social educativo", en el que estuvimos trabajando las organizaciones sociales más representativas en el ámbito educativo.

Ya sólo nos queda reclamar a los partidos políticos "sentido común" para dar a la enseñanza la estabilidad que precisa nuestro sistema educativo. Una estabilidad exigida por la escuela y por la sociedad en general, que se debe alcanzar mediante un Pacto de Estado por la Educación acordado por todas las fuerzas políticas.

FETE-UGT

LO MAS LEÍDO