José Ramón Carda Llop. Licenciado en Medicina y Cirugía. Especialista en Neurocirugía.

"Me siento muy afortunado, porque me gusta mi profesión"

Nacido en Castellón, licenciado en Medicina en la Universidad de Sevilla, el doctor Carda realizó la especialidad en Neurocirugía en el Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, centro universitario nacional de referencia, ...

Me siento muy afortunado, porque me gusta mi profesión
Me siento muy afortunado, porque me gusta mi profesión

Nacido en Castellón, licenciado en Medicina en la Universidad de Sevilla, el doctor Carda realizó la especialidad en Neurocirugía en el Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, centro universitario nacional de referencia, donde se formó en neurocirugía infantil y general, y luego en neuroraquis (cirugía de la columna), hasta que llegó a Lanzarote en el año 2010 para cubrir la única plaza de neurocirujano que tenía el Hospital José Molina Orosa de Lanzarote.

Desde muy pequeño tenía clara su vocación, y desde que empezó a estudiar quiso ser neurocirujano y lo consiguió por oposición nacional en Madrid, en un tiempo muy difícil. Entre sus méritos, además de sus 40 años de experiencia, destacan el Premio Poble 2008 por su trayectoria laboral, además de su participación en diversos congresos médicos, trabajos publicados y su labor como tutor de residentes y especialistas del equipo de Marqués de Valdecilla.

"En estos últimos años he solucionado problemas muy serios en la isla"

José Ramón Carda considera que en estos últimos años ha solucionado problemas muy serios, gracias a la cobertura de emergencias neuroquirúrgicas, sobre todo, patologías traumáticas que antes requerían un traslado urgente al centro de referencia, el Hospital Doctor Negrín de Gran Canaria. Además, se ha hecho cargo de las intervenciones de múltiples pacientes con enfermedades de la espalda.

Como profesional de la medicina, Carda considera que la mayor recompensa que ha tenido en su vida es que un paciente le diga: "qué contento estoy, me ha solucionado mi problema, -eso no se paga con dinero, y además en Lanzarote la gente es muy agradecida-", declara Carda al hablar de sus pacientes.

Entre sus operaciones de neurocirugía se encuentran muchos casos de cirugía geriátrica, personas mayores de 75 años, que han vuelto a recuperar su movilidad, y en algunas ocasiones, después de 3 meses han podido llegar a andar hasta 4 kilómetros al día.

En este sentido, "me siento el hombre más afortunado del mundo, porque me gusta mi profesión, en especial, la cirugía, y he disfrutado mucho con ella", confiesa el doctor Carda durante la entrevista, dejando también de manifiesto que tras su larga experiencia y conocimiento de la práctica médica en este país, y a pesar de que en la actualidad los profesionales de la medicina experimenten una gran frustración a causa de los cambios en los sistemas de asistencia sanitaria, "España cuenta con los especialistas médicos mejor formados del mundo".

Afortunadamente, su futuro como neurocirujano seguirá en Lanzarote, porque tal y como declara, "me siento muy a gusto en la isla haciendo lo que hago", y tendrá el privilegio de continuar su labor facultativa en el Centro Médico Quirúrgico San Vicente, donde se unirá a otros especialistas en cirugía general, cirugía oral y maxilofacial, odontología, urología y podología, entre otras.

Su papel en el Centro Médico San Vicente de Arrecife será el de realizar un estudio, diagnóstico y propuesta de tratamiento integral en raquis, en cirugía cervical, compresiones medulares, patologías lumbares, hernias discales, etc. Su propósito es usar cirugía mínimamente invasiva, utilizar los medios más avanzados y elegir siempre la mejor opción para sus pacientes, una atención personalizada y un seguimiento constante de su evolución en Lanzarote, donde se les pueda seguir ofreciendo una sanidad de calidad, a la altura de los mejores centros de Canarias.

LO MAS LEÍDO