Lo que los inversores pueden aprender de la continua volatilidad de las criptomonedas

El Bitcoin cayó por debajo de los 25.000€ el pasado julio, para volver a alcanzar de nuevo un máximo histórico

Contenido patrocinado

finanzas

En julio, Bitcoin cayó hasta los 25.000 euros y actualmente se mantiene en los 53.000€. Sin embargo, no debes dejarte influenciar por este activo tan volátil. Nosotros te enseñaremos como comprar Bitcoin de manera segura

¿Qué es el FOMO y cómo evitarlo?

FOMO son las siglas en inglés de “Fear Of Missing Out”. Significa “miedo a dejarlo pasar” y se usa mucho en el mundo de las criptomonedas.

Se utiliza cuando un inversor novato no mide el riesgo de sus acciones. Ignoran los posibles riesgos de sus inversiones y se dejan llevar por las emociones. Al hacerlo, terminan invirtiendo más de lo que pueden perder. Y cuando inviertes mucho dinero en un activo tan volátil como el Bitcoin, las consecuencias pueden ser graves.

Los inversores expertos recomiendan tener una cartera de inversión equilibrada. Con esto, podrás hacer frente de mejor manera a las bajadas de precio de los activos más volátiles.

Expertos como Vrishin Subramaniam, considera que las criptomonedas no pueden ser superiores al 5% de tu cartera de inversión. El otro 95% debe estar invertido en otros instrumentos, mucho menos volátiles.

Para tener una cartera de inversión equilibrada, debes aplicar una gestión de riesgo apropiada. La gestión de riesgo, consistente en la  medición y cálculo de las probabilidades de una inversión, es primordial al momento de comprar Bitcoin

El principal objetivo de la gestión de riesgo es medir la volatilidad de un activo o inversión. Esto se puede aplicar a las criptomonedas, debido a su gran volatilidad. Y el resultado de una gestión de riesgo bien aplicada, es la diversificación lógica de las inversiones. 

En el proceso de realizar la gestión, conseguirás una gran cantidad de noticias. Estas noticias pueden ser útiles para analizar la situación del mercado y como este puede reaccionar.

Las noticias en el mundo de las criptomonedas son importantes

Antes de comprar Bitcoin, debes analizar las noticias más recientes. Esto te permitirá conocer la realidad del mercado al que quieres invertir.

Sin embargo, no siempre las noticias pueden tener verdadera influencia en el precio. Por ejemplo, cuando China prohíbe las criptomonedas, el precio de estas disminuye en los días posteriores y luego se recupera.

Siguiendo esta lógica, posiblemente el precio actual del Bitcoin se deba a las especulaciones. Como se explica en independentespanol.com, la especulación de ETF podría estar causando el aumento del precio. Y cuando la SEC anuncie de manera oficial los ETF para Bitcoin, entonces el precio podría subir aún más.

Debes pensar de manera lógica y no entrar en pánico

Como se ha explicado en todo el artículo, la paciente y la gestión de riesgo es lo más importante. Esto no solo se aplica para comprar Bitcoin, también es válido para las demás criptomonedas del mercado. Todas las otras criptomonedas son consideradas “Altcoins”. Son inversiones alternativas al Bitcoin y también con atractivo por su rentabilidad alcanzada.

Las 3 Altcoins más poderosas por capitalización del mercado son:

  • Ether: es la segunda criptomoneda más importante del mercado.
  • Binance Coin: Es la criptomoneda propietaria del exchange Binance.
  • ADA: es la cuarta criptomoneda más poderosa y compite contra Binance coin por el tercer lugar..

Es clave no caer en el FOMO y saber asumir de antemano lo que implica acometer inversiones arriesgadas. Las criptomonedas pueden ser una inversión lucrativa. Sin embargo, debes comprar Bitcoin de manera lógica y guardarlo en una cartera de inversión equilibrada.

Una buena inversión en Bitcoin puede duplicarse en cuestión de meses, si aciertas con el momento de entrada y salida y con la coyuntura del mercado. Como te hemos comentado anteriormente, también es importante configurar una cartera diversificada con otras inversiones menos volátiles. 

Nota: Las operaciones con criptomonedas en línea son especulativas y pueden resultar en la pérdida sustancial o total de fondos