¿Por qué contratar un seguro de salud dental?

Los seguros dentales pueden solventar el contratiempo económico de una complicación bucodental

Contenido patrocinado

salud bucodental

La salud bucodental es muy importante, pero solo nos acordamos de ella cuando la perdemos. En este caso tenemos un problema serio, pues los dolores pueden ser intensos y además no vamos a poder comer bien.

Tenemos dentistas en todos los pueblos y ciudades, pero sus precios suelen ser elevados, de forma que la situación se puede volver complicada y aquí es donde entran los seguros dentales, los cuales nos ayudan en estas situaciones.

El sistema público de salud tiene pocas coberturas  

Todos tenemos derecho a la atención sanitaria en nuestras diferentes comunidades, pero el problema es que el sistema público apenas posee coberturas cuando se trata de los dientes y de personas adultas.

En los niños tiene algunas más, aunque deja fuera la tan temida ortodoncia que es una de las intervenciones más caras. Sin embargo, en adultos solo se ocupan de las extracciones, de tratar las infecciones que se puedan producir y poco más.

No intervienen cuando hay que hacer una limpieza, a la hora de salvar una muela con una endodoncia, y no digamos ya de tratamientos estéticos como colocar una carilla o una funda a un diente en mal estado.

Con un seguro dental privado podemos ahorrar mucho dinero

Este tipo de seguro funciona aportando una mensualidad que nos da derecho a una serie de tratamientos gratis y a la reducción de precio en otros.

Aquí hay que mirar varias compañías con el fin de ver cuál nos interesa más, pues las pólizas son muy distintas en coberturas y en precios.

Las hay con copago, de forma que cada vez que vamos al dentista tenemos que pagar y otras sin él, que suelen ser algo más caras, por lo que no nos cobran las consultas y algunos de los tratamientos que nos hagan.

Por norma general, las visitas, limpiezas, extracciones, radiografías y similares son gratuitas, mientras que otro tipo de tratamientos como las endodoncias o los implantes se pagan con una reducción del 50 %.

Se puede hacer un seguro para toda la familia

Si vivimos en familia lo que más nos interesa son los planes familiares que ofertan las aseguradoras, ya que se suele ahorrar una cantidad elevada a final de año con esta modalidad y así toda la familia está cubierta.

Lo usual es que en este seguro entre el tomador (la persona que lo contrata), su pareja, los hijos e incluso los padres, pero siempre conviene informarse si queremos una de estas pólizas, pues no todas son iguales.

Son muy económicas y asumibles por cualquiera, por lo que es una buena inversión a largo plazo, pues nos ahorrará mucho dinero y vamos a poder ir al dentista con más tranquilidad, sabiendo que no tendremos dificultades a la hora de pagar los tratamientos que necesitemos para que nuestra boca esté perfecta.

Pensamos que los seguros dentales son caros, pero lo cierto es que son los más económicos que podemos encontrar. De hecho, uno básico nos cuesta alrededor de seis euros al mes, por lo que por el precio de una limpieza bucal es posible contratar uno para todo el año.