El consejero delegado admite que ahora están teniendo problemas en la distribución del sur, aunque se compromete a llevar el agua a El Golfo también los fines de semana

Inalsa trasladará a la Junta de Precios de Canarias la posible devolución de la cuota de 10 euros cobrada a los usuarios

Insular de Aguas de Lanzarote (INALSA) trasladará a la Junta de Precios de Canarias la posible devolución del dinero cobrado en forma de tasa a sus abonados que la oposición va a exigir que ...

Inalsa trasladará a la Junta de Precios de Canarias la posible devolución de la cuota de 10 euros cobrada a los usuarios
Inalsa trasladará a la Junta de Precios de Canarias la posible devolución de la cuota de 10 euros cobrada a los usuarios

Insular de Aguas de Lanzarote (INALSA) trasladará a la Junta de Precios de Canarias la posible devolución del dinero cobrado en forma de tasa a sus abonados que la oposición va a exigir que se cumplimente en el próximo pleno que se celebre en el Cabildo. Así lo confirmó este lunes su consejero delegado, Mario Pérez, quien recuerda eso sí que la decisión fue acordada por el Gabinete de Crisis creado al comienzo de la legislatura para sacar a Inalsa de la ruina económica, estructural y administrativa en la que se encontraba.

Efectivamente, fue el Gabinete de Crisis el que decidió, siendo su medida más impopular, subir la factura en diez euros por usuario, lo que sólo fue bien entendido por los que con buena fe quieren hacer algo tan básico como recuperar económicamente a una empresa que estaba al borde de la quiebra. Finalmente se dio marcha atrás y se retiró la cuota, entre otras cosas porque penaba a la gente que menos consumía y era contraria a varias normas.

La decisión no va a zanjar el asunto, porque Alternativa ya ha anunciado a través de su único consejero en el Cabildo, Pedro Hernández, que va a exigir al Pleno que obligue a Inalsa a devolver el dinero que se cobró durante los meses en los que se impuso la cuota, un total de 30 euros por usuario que multiplicado por 55.000 es un auténtico dineral. Suponemos que no prosperará su iniciativa, pero quedará registrada.

Mario Pérez se limitó a decir que trasladarán la petición a la Junta de Precios de Canarias, que será en todo caso la que deberá dictaminar si hay razón o no para atender la petición de la oposición cabildícea. Asimismo, reconoció que la cuota no sólo no se ajustaba a las normas sino que afectaba de forma injusta a muchos usuarios, lo que no resta el apoyo unánime que recibió la medida dentro del Consejo de Administración y dentro de la Asamblea. "Cautelarmente he dado instrucciones desde el mes de julio para que no se cobre, aunque la medida sigue estando en vigor. Vamos a buscar otras vías, porque siendo respetable el tema de Alternativa Ciudadana, no podemos esconder la cabeza debajo del ala y no darnos cuenta de que la situación de Inalsa es complicada y que requiere de un plan de inversiones fuertes", indicó.

Como ya adelantó este diario en su edición del sábado, hasta ahora no ha sido suficiente que el consejero delegado de Inalsa no se haya cansado de pedir paciencia a la población para resolver los numerosos problemas que aquejan a la producción y distribución de agua en la Isla para que no se produzcan quejas. En la jornada del viernes esta redacción recibió la llamada telefónica de unos vecinos de Arrecife a los que no les llegaba el agua, otros a los que se les había inundado de aguas fecales las casas porque habían reventado unas tuberías, otros que llamaban de El Golfo porque están cansados de pagar el recibo mensual para que cada fin de semana y de forma sistemática se les quite el suministro, y así un largo etcétera difícil de parar.

Mario Pérez volvió a repetir el mismo discurso que ha sostenido hasta ahora, el reclamar algo más de calma y el solicitar un poco de confianza para poder sacar adelante los muchos proyectos que se supone que van a sacar a la empresa pública del bache de infraestructuras que soporta. En concreto, refiriéndose a los problemas que tienen los habitantes del núcleo pesquero de Yaiza, de El Golfo, explicó que todo fue debido, en el caso del último fin de semana, a una avería que se produjo en el sur. Sin embargo, y a pesar de que considera que El Golfo no ha tenido habitualmente suministro durante el sábado y el domingo, se comprometió a incrementar la llegada de agua al menos uno de los dos días.

No tuvo más remedio que reconocer que todo lo que están haciendo ahora no son más que parcheos que en ningún caso supondrán la solución definitiva a los problemas. "Desgraciadamente estamos parcheando, porque hemos tenido problemas en la zona norte que se han restablecido a base de hacer más turnos y de mover al personal, de incrementar en la medida de nuestras posibilidades la capacidad de bombeo y de presión, renovando alguna de las bombas que estaban obsoletas", señaló, admitiendo que "el problema que tenemos es un problema de fondo, un problema estructural que tiene que ver con los muchos años en los que no se hizo nada".

Problemas de infraestructuras

La Isla cuenta en estos instantes con una red de tuberías obsoleta y a punto de saltar por los aires. Cuenta con unas plantas que necesitan de una fuerte inversión, con un sistema de producción de energía que la empresa Unelco corta cuando le viene en gana y con carencias de todo tipo provocadas por la nefasta gestión económica que se ha hecho a lo largo de los años. A la nula inversión realizada en los últimos tiempos, hay que sumar el espectacular aumento de población que se ha producido en numerosas zonas, en especial en Arrecife, Playa Honda, Playa Blanca, Puerto del Carmen o Costa Teguise, situación denunciada ya por este diario en su editorial del fin de semana.

El responsable de la compañía quiso recordar que es la primera vez que se lleva a cabo un plan de choque que supera los 140 millones de euros, 18 de los cuales se destinarán a aumentar la producción y a renovar muchos de los equipos obsoletos. "Todavía venimos funcionando con plantas de comprensión de vapor, lo que provoca que gastemos cuatro veces más de energía eléctrica de la que se gastaría con la tecnología de ósmosis inversa", expuso, agregando que el montante importante se lo va a llevar el tema de saneamiento y de reutilización de las aguas. "Tenemos que acometer la obra de un montón de emisarios submarinos para que no se vierta directamente al mar y para que las redes de reutilización y depuración lleguen a todos los sitios de la Isla", comentó por último.

LO MAS LEÍDO