Mario Pérez asegura que ya se está trabajando para alcanzar los 66.000 metros cúbicos de agua al día, con lo que cree que se garantiza el servicio a toda la Isla

Inalsa aumentará un 10% su producción para evitar los problemas de suministro del pasado verano

La empresa Insular de Aguas de Lanzarote (INALSA) está trabajando ya para incrementar su producción diaria en un diez por ciento, pasando de los 60.000 metros cúbicos que se vienen produciendo hasta ahora a los 66.000, con lo que se ...

Inalsa aumentará un 10% su producción para evitar los problemas de suministro del pasado verano
Inalsa aumentará un 10% su producción para evitar los problemas de suministro del pasado verano

La empresa Insular de Aguas de Lanzarote (INALSA) está trabajando ya para incrementar su producción diaria en un diez por ciento, pasando de los 60.000 metros cúbicos que se vienen produciendo hasta ahora a los 66.000, con lo que se prevé que no existan los mismos problemas de abastecimiento que se produjeron el pasado verano. Así al menos lo anunció hoy su consejero delegado, Mario Pérez, quien no tiene duda de que se está trabajando en una línea totalmente distinta a la empleada en el pasado, donde la imprevisión y la improvisación eran prácticamente los fundamentos de las actuaciones.

En la empresa pública del agua son conscientes de que hay que extremar la cautela cuando llega el verano en todo lo que tiene que ver con el abastecimiento. Por eso, su Consejo de Administración ya contempló antes de que se iniciara el nuevo lío político del Cabildo una serie de medidas para que no vuelva a suceder lo que ya sucedió el verano pasado, donde los cortes del suministro fueron constantes y donde zonas como Yaiza se vieron tremendamente afectadas, lo que derivó además en notables problemas para los establecimientos alojativos que no pudieron ni siquiera ofrecer un servicio de baño más o menos digno a los turistas.

Pérez recordó que gran parte de culpa de lo ocurrido, al margen de la falta de previsión de los anteriores gestores de la compañía, la tuvo Unelco, que por mor de un contrato que tiene suscrito con Inalsa puede cortar el suministro energético cuando lo considere necesario para desviar la energía a otros puntos. "El año pasado se hizo en varias ocasiones, lo que provocó no sólo que no pudiéramos abastecer a la población sino que no tuviéramos energía suficiente para producir agua", subrayó para centrar el verdadero quid de la cuestión.

Para que todo esto no suceda, Inalsa ha determinado incrementar la línea de producción para superar los 60.000 metros cúbicos al día, "todo con tecnología propia, con financiación propia y con la aportación técnica de nuestros profesionales". Además, se va a poner una nueva línea de 6.000 metros cúbicos al día, con lo que se aumentará un diez por ciento la producción del año pasado. "Esperemos que sea suficiente para cubrir las necesidades del verano que se aproxima y que no tengamos dificultades de ningún tipo", comentó Pérez en tono optimista y positivo.

Problemas con los pagos

El consejero delegado de Inalsa también es consciente de los problemas que se producen a la hora de pagar los recibos del agua, problemas que tienen todos aquellos ciudadanos que no tienen domicializado el servicio. De hecho, también supo del reportaje ofrecido en el informativo Lanzarote Noticias de Lanzarote Televisión en el que se observaba una cola tremenda de personas que se agolpaban a la puerta de La Caja de Ahorros. De momento, retomando las actuaciones que ya se iniciaron antes de la nueva crisis política, aludió a la firma del convenio con Correos para facilitar que el pago se efectúe también en sus oficinas. Asimismo, recordó que se ha iniciado una vía similar a la que se está llevando a cabo en la empresa Emalsa de Las Palmas para que se pueda efectuar el pago dentro de las oficinas de Inalsa de la calle Triana. "Dentro de Inalsa se podrá efectuar el pago también a través de cajeros móviles", precisó. En tercer lugar, anunció que ya han alcanzado un acuerdo con la Caja Insular de Ahorros para que aquellas sucursales en las que no se podía efectuar el pago entren dentro, oficinas como la de Valterra, Argana, Titerroy, Playa Honda, Puerto del Carmen o San Bartolomé.

De todas formas, y a pesar del importante número de medidas, reconoció que se ha producido un importante colapso después de que gran parte de los pagos que se efectuaban en las oficinas de la calle Triana pasaran a la Caja de Ahorros.

LO MAS LEÍDO