Enésimo desencuentro entre los taxistas de la Isla, que no se ponen de acuerdo para coordinar el servicio en Guacimeta

"Los taxistas somos tan traviesos que no existe manera alguna de ponernos de acuerdo. Tenemos que tener un pastor que nos guíe y que nos enseñe como se hacen las cosas", relató con evidente malestar el ...

Enésimo desencuentro entre los taxistas de la Isla, que no se ponen de acuerdo para coordinar el servicio en Guacimeta
Enésimo desencuentro entre los taxistas de la Isla, que no se ponen de acuerdo para coordinar el servicio en Guacimeta

"Los taxistas somos tan traviesos que no existe manera alguna de ponernos de acuerdo. Tenemos que tener un pastor que nos guíe y que nos enseñe como se hacen las cosas", relató con evidente malestar el representante de la Asociación de Taxistas de Arrecife, Antonio Rojas, quien se quejó de la actitud mostrada por los taxistas de San Bartolomé, que están "erre que erre" con que se respete el retén y que los taxis del resto de municipios no puedan realizar servicios hasta que la cola en el aeródromo no sobrepase las veinte personas. Esta postura, en palabras de Rojas, dificultó el que se pudiese haber llegado a algún tipo de acuerdo, por lo que anunció que los taxistas de Arrecife no acudirán en el día de hoy al aeropuerto para servir de apoyo a los taxistas del municipio de Ajey.

"No acudiremos mañana al aeropuerto porque consideramos inadmisible tener que estar esperando en el retén hasta que haya veinte personas en la cola para poder realizar un servicio", sentenció Rojas.

En este sentido, tanto los taxistas de Arrecife como los de la Asociación de Autoturismos de Lanzarote, que engloba a los conductores de Tías, Teguise, Yaiza, Haría y Tinajo, se muestran más partidarios de desempeñar el servicio en el Aeropuerto en las mismas condiciones que los taxistas de San Bartolomé, es decir, que todo el mundo tenga que esperar por igual su turno para realizar una carrera. "Que ellos impongan el número de taxis que estarían dispuestos a admitir de cada municipio, nos da lo mismo que sean 20, 15, 10 ó 5, pero que todos podamos trabajar en las mismas condiciones", explicó Antonio Rojas.

Rojas, quien aseguró no actuar por motivaciones económicas, sino por el interés general y "porque no se dañe aún más la imagen de la Isla", se mostró bastante pesimista en relación a una posible solución al conflicto, porque las "posturas están bastante enfrentadas" y ninguna de las partes parece dispuesta a ceder un ápice en sus aspiraciones. En este sentido, adujo, es "la falta de sentido común lo que no posibilitará que se produzca un acuerdo por muchas reuniones y encuentros que puedan celebrarse".

Los esfuerzos de Rojas fueron en balde

Algunos taxistas presentes en el encuentro relataron a LA VOZ que la presidenta del Cabildo, Inés Rojas, se había mostrado especialmente interesada en resolver de un plumazo el problema histórico del taxi en el aeropuerto, por lo que había ejercido de moderadora en la reunión, y trató de acercar posturas en todo momento. Los conductores aseguran que durante las casi dos horas en las que se prolongó la discusión, la presidenta trató de que los taxistas alcanzaran por todos los medios un acuerdo, que finalmente, y para desconsuelo de Rojas, no llegó a producirse.

Finalmente, la presidenta del Cabildo tiene previsto reunirse a lo largo del día de hoy con los representantes de las patronales turísticas y con diferentes empresarios hoteleros al objeto de encontrar una vía de escape a este problema, que amenaza con agudizarse a partir del mes de agosto, cuando se espera un aumento considerable de turistas a Lanzarote, y que podrían llevarse una imagen perjudicial de la Isla de no encontrarse una solución que deje medianamente satisfechas a todas las partes.

LO MAS LEÍDO