Empresarios y guagüeros no se ponen de acuerdo

Empresarios y sindicatos no se ponen de acuerdo ni siquiera en la valoración de las negociaciones que mantienen desde hace casi un mes. Mientras Matías Mulet, presidente de la Unión Sindical Obrera (USO), aseguró ayer, en ...

Empresarios y sindicatos no se ponen de acuerdo ni siquiera en la valoración de las negociaciones que mantienen desde hace casi un mes. Mientras Matías Mulet, presidente de la Unión Sindical Obrera (USO), aseguró ayer, en declaraciones hechas a este diario, que "las negociaciones están estancadas y no se ha avanzado absolutamente nada", Elías Castro, asesor jurídico de la Asociación del Transporte Turístico de Lanzarote (ASTRATUR), dijo que están "en muy buena posición para cerrar un acuerdo".

Nueva reunión

Mañana martes tienen previsto reunirse de nuevo a las 17:30 horas en la sede de la Federación de Empresarios Turísticos de Lanzarote (AETUR). "Si no cambia la situación en el transcurrir de esta semana, honestamente no veo posibilidades de que el sector vaya a aprobar lo que está en la conversación", afirmó el representante de los trabajadores.

Con lo que actualmente hay sobre la mesa de negociaciones Matías Mulet cree que el acuerdo está lejos de ser alcanzado. De momento está aplazada la huelga de este jueves, pero el paro programado para el próximo domingo 4 de septiembre sigue vigente.

Por su parte, Elías Castro aseguró que en el aspecto económico han lanzado "una propuesta adecuada en función de lo que es la realidad del sector comparativamente hablando con otras islas y otros espacios".

En cuanto a la fórmula de contabilizar el tiempo de trabajo, la patronal se muestra firme por mantener el laudo arbitral que fue dictado en el año 2003: "es un laudo que puso a los trabajadores del transporte discrecional de Lanzarote en la mejor de las posiciones posibles con respecto a otros trabajadores del mismo sector a nivel europeo y nacional".

Los sindicatos tienen previsto reunirse en asamblea el próximo viernes 2 de septiembre para valorar la situación. "Mañana puede cambiar algo", dijo refiriéndose a la reunión de hoy martes, "puede aparecer algún punto nuevo que desatasque un poco la negociación; hasta ahora nosotros hemos hecho una propuesta y hemos recibido unas contrapropuestas que no nos convencen; veremos a ver qué pasa", concluyó.

Propuestas sobre la mesa

Elías Castro confirmó que han hecho "una propuesta económica de un periodo que va desde ahora hasta el 2009". Una oferta basada en "que el diferencial laboral que existe entre Lanzarote y las demás islas, a favor de Lanzarote, se mantenga". Una oferta que "contempla el mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores durante todo ese periodo de tiempo porque lo hemos vinculado a la evolución del IPC de ámbito nacional", aseguró.

El otro aspecto sobre el que se está discutiendo estos días es el elemento organizativo, y tiene que ver con la fórmula de contabilizar el tiempo de trabajo. En este sentido, Castro recordó que el laudo del 2003 "establecía una jornada laboral de 47 horas semanales, cuando la directiva europea habla de 48 horas semanales para el sector de carretera".

La UE establece asimismo una disponibilidad del trabajador, como máximo, de 11 horas diarias y que el cómputo de la jornada se haga en un plazo de 4 meses. Sin embargo, insistió Castro, "el laudo vigente habla de un cómputo de 4 semanas, y entendemos que es el punto mínimo al que se puede llegar; los trabajadores quieren que se haga un cómputo diario, con periodos máximos diarios de 10 horas". Los empresarios alegan que no puede hacerse un cómputo diario porque "se trata de un trabajo sometido a muchas variaciones cada día".

El asesor jurídico entiende que "ahí está el punto conflictivo", porque asegura que los sindicatos no le han hecho ninguna contrapropuesta. Aún así, dijo que están "intentando buscar alguna fórmula que en materia de contabilización de horas pueda acercar las posturas", pero insiste en que el marco del que se parte es "suficientemente generoso". En caso de que no se llegase a un acuerdo "cabría la posibilidad de que ellos se planteasen el derecho a huelga, totalmente legítimo, pero totalmente desafortunado", concluyó.

LO MAS LEÍDO