La décima etapa del Dakar ha sido un logro para el conejero. La Guardia Civil Rally Raid se ha enfrentado sin problemas al terreno arenoso de Atacama y ha mejorado su posición

Viñoly y Campoy ascienden al puesto 28 de la general a tres etapas de cumplir su objetivo

La décima etapa del Dakar 2009 se le ha dado muy bien al equipo de la Guardia Civil Rally Raid. El Teniente Salinero, Eduardo Campoy y el conejero Isidro Viñoly acabaron una de las etapas más duras de este raid, el desierto de ...

 Viñoly y Campoy ascienden al puesto 28 de la general a tres etapas de cumplir su objetivo
Viñoly y Campoy ascienden al puesto 28 de la general a tres etapas de cumplir su objetivo

La décima etapa del Dakar 2009 se le ha dado muy bien al equipo de la Guardia Civil Rally Raid. El Teniente Salinero, Eduardo Campoy y el conejero Isidro Viñoly acabaron una de las etapas más duras de este raid, el desierto de Atacama, sin muchas complicaciones. El único contratiempo fue un pinchazo en una rueda delantera mientras conducían por un terreno de arenas muy blandas y de fuerte pendiente.

Pero, aunque el camión corría peligro de volcar, gracias a la ayuda de otro vehículo que les ayudó se reincorporaron a la carretera. Así, los pilotos pasaron las dunas sin mayor contratiempo y llegaron a la meta sobre las cuatro y media de la madrugada. Las dunas de Atacama son impresionantes y las hemos afrontado sin dificultad, narra el conejero. Puedo decir que la etapa ha sido perfecta y maravillosa, pero esto de no poder llegar nunca antes de las doce de la noche a meta es una maldición.

A estas alturas Viñoly está ya a tres jornadas de alcanzar Buenos Aires y cumplir así el objetivo que se había marcado en esta participación oficial en el Dakar Argentina Chile 2009. En lo que se refiere a la doceava etapa a la que se enfrentan este jueves y durante la que tienen que superar los 518 kilómetros que separan las localidades argentinas de Fiambala y La Rioja, Viñoly opinó que es la etapa más complicada que nos queda para finalizar así que trataremos de ser cautos porque ya que hemos llegado hasta aquí seria una pena no alcanzar la meta de Buenos Aires .

LO MAS LEÍDO