El sindicato STEC-IC irá a los tribunales para paralizar las oposiciones a docentes de Canarias

La organización anuncia que reforzará la presión "para aplazar las oposiciones o garantizar, como mal menor, la presentación no obligatoria"

Imagen de un aula vacía

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Canarias (STEC-IC) ha anunciado que va acudir a los tribunales de Justicia para solicitar la suspensión cautelar de las oposiciones para docentes de 2021 ante la "obcecación" de la Consejería de Educación. Asimismo, afirma que reforzará la presión "para aplazar las oposiciones o garantizar, como mal menor, la presentación no obligatoria".

En un comunicado, el sindicato recuerda que ha venido desarrollando una "intensa campaña" por el aplazamiento de las oposiciones, incluyendo la convocatoria de una jornada de huelga el pasado 15 de marzo y la petición de intermediación al propio Parlamento de Canarias, entre otras actuaciones.  "Desde esta organización se han esgrimido múltiple argumentos que, desde nuestro punto de vista, justifican sobradamente dicho aplazamiento por razones sanitarias, de justicia y de estabilidad del profesorado", señalan desde el STEC-IC. 

Para el sindicato "es obvio que el presente curso, desarrollado en medio de una pandemia mundial, está siendo notablemente atípico y exigente para el profesorado, que ha tenido que redoblar sus esfuerzos para intentar conseguir que el mismo se desarrolle con la mayor normalidad posible". "Lógicamente, el profesorado interino y sustituto de Canarias, que supone ya más de un 30% de la plantilla docente, no ha sido ajeno a esta situación. Una situación que en ningún caso está siendo la más propicia para poder preparar y enfrentar adecuadamente un procedimiento selectivo de estas características", añade.

Sin embargo, afirma que la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, "se empecina en premiar el esfuerzo de su profesorado interino y sustituto, haciéndole pasar innecesariamente por unas oposiciones en las cual se pone en juego su salud además de su propio puesto de trabajo".

A todo ello, el sindicato apunta que se suma "un número de aspirantes (más de 21.100) que ha desbordado todas las previsiones de la administración educativa". "Una cifra record a la que habrá que sumar los cientos de funcionarios/as docentes que tendrán que participar de forma obligatoria en los tribunales calificadores y que también se verán expuestos, apunta, añadiendo que "huelga decir que un amplísimo porcentaje de aspirantes, provenientes de todo el Estado, se presentarán a las oposiciones sin, desgraciadamente, haber sido vacunados o, en muchos casos, cuando se trate de docentes en activo, solo con la primera pauta de la vacuna". 

Ante esta situación, desde el STEC-IC ponen "en duda" que la Consejería de Educación cuente con la capacidad logística necesaria para organizar adecuadamente estas oposiciones "y mucho menos para garantizar el desarrollo de las mismas con las necesarias medidas de seguridad".

Por todo ello "y ante la constatación de que, de momento al menos, la Consejería de Educación no rectifica", el sindicato anuncia que acudirá a los tribunales de Justicia para solicitar la suspensión cautelar de las oposiciones docentes 2021. "Desde nuestra Asesoría Jurídica se está ultimando la correspondiente demanda, asegura. 

Igualmente, desde el STEC-IC y más allá del frente judicial que ahora se abre, anuncia su intención de "redoblar los esfuerzos y la presión" para intentar frenar esta convocatoria de oposiciones "o, como mal menor, garantizar que la presentación al procedimiento no sea obligatoria sin perjuicio alguno para quienes actualmente integran las listas de empleo".

LO MAS LEÍDO