Sanidad avanza en la puesta en marcha de las dos primeras unidades de Atención Temprana en Canarias

En el Archipiélago se estima que alrededor de 9.000 menores requieren atención temprana

 Sanidad avanza en la puesta en marcha de las dos primeras unidades de Atención Temprana en Canarias
Sanidad avanza en la puesta en marcha de las dos primeras unidades de Atención Temprana en Canarias

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias avanza en la puesta en marcha de las dos primeras unidades de Atención Temprana en el Archipiélago. El pasado 5 de diciembre comenzó a funcionar la Unidad de Atención Temprana de Tenerife, situada en el Hospital de Día Infanto-Juvenil (Hospital Doctor Guigou).

Durante estas primeras semanas, el personal está llevando a cabo un período formativo y analizando los diferentes protocolos de actuación. Esta formación está siendo impartida por personal del Aula de Psicomotricidad de la Universidad de La Laguna y se prevé que comience a recibir pacientes a partir del mes de enero.

Con respecto a la isla de Gran Canaria, esa puesta en marcha se ha visto demorada debido a la falta de disponibilidad de psicólogos clínicos, una de las especialidades que deben integrar cada Unidad de Atención Temprana (UAT). En este momento se están recibiendo solicitudes de profesionales procedentes desde la Península que se están valorando.

Cada UAT debe contar, según el Plan Integral de Atención Temprana, con al menos un psicólogo clínico, un fisioterapeuta, un terapeuta ocupacional, un logopeda, un auxiliar de enfermería y un auxiliar administrativo. Dentro de esta relación de profesionales no se incluyen psicomotricistas, una demanda que han manifestado las familias durante las últimas semanas. Se da la circunstancia de que a esta formación, que no está incluida en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, se accede a través de un máster vinculado a las titulaciones de Magisterio y Pedagogía, titulaciones que no forman parte de la Relación de Puestos de Trabajo del Servicio Canario de la Salud.

Desde Sanidad se estudia alcanzar acuerdos con la Consejería de Derechos Sociales para poder contratar a estos profesionales. Hasta que ese convenio se materialice, el SCS seguirá realizando contrataciones regulares dentro de su Relación de Puestos de Trabajo con el objetivo de garantizar la atención.

Actualmente en Canarias se estiman en 9.000 los niños y niñas que requieren atención temprana. El coste de cada UAT se calcula en 265.000 euros anuales, previendo dar respuesta a 25.386 pacientes potenciales en Tenerife y a 18.706 en Gran Canaria. A la apertura de estas dos primeras unidades, y en consonancia con lo previsto en el Plan Integral de Atención Temprana, se contempla también la creación progresiva en los cuatro años de hasta nueve unidades, estableciendo una red que incluya a todas las islas del Archipiélago.

LO MAS LEÍDO