21/Ago/2018

DA LAS GRACIAS A UN CHICO QUE INTERVINO: "LE DEBO LA VIDA"

Una mujer denuncia el ataque de un pitbull contra ella y su perro en Arrecife: "Fue horrible"

La afectada sufrió heridas en la boca, en las manos y en las piernas y su mascota también resultó herida. Afirma que l pitbull estaba "histérico y con los ojos idos" y no llevaba "un collar en condiciones ni bozal"

Una mujer denuncia el ataque de un pitbull contra ella y su perro en Arrecife: "Fue horrible"

 

Se llama Carolina Rivera y en la tarde del martes asegura que fue atacada en Arrecife por un pitbull de color marrón chocolate, que también mordió a su perro, según ha denunciado ante la Policía Nacional. "Fue horrible", señala la afectada, que sufrió heridas en la boca, en las manos y en las piernas, de las que ahora se recupera junto a su perro, que también resultó herido. 

Según relata Carolina, los hechos tuvieron lugar sobre las 20:30 horas del martes en el parque para perros ubicado en el Parque Temático de Arrecife. "Yo siempre llevo mi perrito allí y los perros están sueltos porque sus dueños saben que no muerden, los tienen educados. Yo llegué y estaba este perro con el de otro chico, un galgo, pero como vi que estaban juntos, supuse que no hacía daño. Solté a mi perro y entonces vino el galgo y empezó a olerlo para jugar, pero después vino el pitbull y de repente le entró la locura y le atacó", cuenta. 

La reacción de Carolina fue meterse "en medio". "Porque me lo estaba matando", asegura esta mujer, que apunta que el pitbull "agarró" a su perro, un caniche, y "empezó a golpearlo contra el suelo". El dueño, según afirma, estaba "en la otra punta del parque" y, cuando llegó, ella ya estaba "tirada en el suelo" con su perro, "intentando quitárselo al pitbull". "Pero no había forma, ni el dueño podía con el perro", añade. 

Según la afectada, el pitbull estaba "histérico y tenía los ojos idos" y "todo el mundo miraba, gritaba, pero nadie se metía" hasta que, "gracias a Dios", el dueño del galgo intervino "después de cinco minutos" y cogió al pitbull "por las patas traseras y se las levantó, tipo carretilla". "Aunque seguía súper rabioso, el perro ya fue perdiendo fuerza y en un momento que se vio con las patas cogidas, el dueño intentando abrirle la boca y yo agarrando a mi perrito, él medio abrió la boca para cogerlo bien porque se le estaba escapando, y en ese momento pude quitarle a mi perro, cogerlo en brazos y levantarlo", relata.

 

"No tenía un collar en condiciones ni un bozal ni nada"


Después, según afirma, el pitbull se le "lanzó encima", pero ya "el dueño consiguió agarrarle por el collar". "Bueno, una cuerda que tenía en el cuello, porque no tenía un collar en condiciones ni un bozal ni nada", critica la afectada que, tras ello, salió "corriendo" para el veterinario con su perro, aunque "no sabía si estaba vivo o muerto". "Yo iba llorando, gritando, corriendo y llena de sangre por toda la avenida hasta que gracias a Dios llegué al veterinario, lo atendieron y ya está más estable, aunque está muy triste, debajo de la cama y no quiere que nadie lo coja", indica. 

El pitbull no sólo mordió "por toda la barriga" al caniche de Carolina, sino también a ella, quien también sufrió heridas en el forcejeo. "Tengo puntos en la boca, las manos las tengo destrozadas y las piernas las tengo llenas de moretones, pero a mí me daba igual lo que me hiciera ese perro, yo sólo quería salvar al mío", detalla la víctima. 

El dueño del pitbull "se fue corriendo, se escapó", según señala Carolina, que cree que el perro también le mordió. "Debe tener una cicatriz en la nariz", apunta la afectada, que a quien sí ha conseguido localizar es al chico que la ayudó para "darle las gracias". "Porque le debo la vida", concluye. 

En esta sección
Comentarios