22/nov./2019

Barros niega haber usurpado la presidencia de Las Kellys y anuncia acciones legales contra una de las fundadoras

"Las Kellys es una marca registrada a mi nombre y de una compañera de Madrid. Por lo tanto, estoy siendo tan buena que le dejo utilizar la marca hace tres años y estoy calladita la boca"

Barros niega haber usurpado la presidencia de Las Kellys y anuncia acciones legales contra una de las fundadoras

“Esto ya no se puede consentir”.  Así se ha manifestado Myriam Barros, que ha negado haber usurpado la presidencia de Las Kellys y ha anunciado acciones legales contra Eulalia Corralero. “Yo llevo con acoso y derribo de esta señora tres años, desde el momento en que se me nombró presidenta”, ha asegurado Barros, que ha afirmado que ni siquiera participó “en la asamblea” en la que se decidió expulsar de Las Kellys en 2016 a Corralero, que fue quien creó la primera página de Facebook utilizando este nombre, que dio después lugar al nacimiento de esta asociación. La también consejera de Podemos en el Cabildo se ha defendido asimismo de las declaraciones en las que Eulalia Corralero le acusaba de haber utilizado la presidencia de Las Kellys para entrar en política. 

 

- Eulalia Corralero le acusa de haberle usurpado la presidencia e incluso asegura que así sigue figurando en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior. ¿Qué tiene que responder a estas acusaciones?

-  Por supuesto, cuando se registró la asociación en Madrid, la primera vez que se registró, estábamos ella, yo, había una persona de Cádiz, una de Barcelona y otra de Madrid. Se registró la asociación y ella era la presidenta, hasta ahí. Luego posteriormente, en junio, se le expulsó, y en noviembre se celebró otra asamblea donde se me nombró a mi presidenta. Y en el registro que se hizo primero de los estatutos para registrar la asociación inicialmente, por supuesto que aparece ella, porque ella era la presidenta en ese momento, pero posteriormente han ido sucediendo cosas. Se nombró una nueva presidencia, hemos ido funcionando y todos habéis visto la trayectoria que hemos tenido. Y esto, ¿qué ha pasado? Que yo recientemente hice unas declaraciones que han escocido muchísimo con el asunto éste de la camarera de piso que fue agredida en Playa Blanca. Yo di el nombre del hotel y del sindicato que estaba allí y obviamente yo tengo muchos enemigos, porque yo hablo muy clarito, y no me extraña que esta señora haya recibido presiones para hacer estas declaraciones ahora porque, si no, no me lo explico. Yo desde luego lo que puedo ofrecer es toda la documentación, y le invito a esta señora a que si cree que yo he usurpado algo, que vaya a los Juzgados y lo denuncie, porque no sería la primera denuncia que tiene su asociación por estas cosas, y no por parte mía precisamente.

 

- Usted ha mostrado el acta de la asamblea en la que se le nombró presidenta, pero Eulalia Corralero lo que dice es que fue expulsada de forma ilegal…

Bueno, pues que demuestre que lo hemos hecho de forma ilegal. Yo en aquel momento estaba de vacaciones, sé que se celebró una asamblea donde se decidió expulsarle, asamblea en la que yo no participé, y después se le envió un burofax comunicándole la decisión de la asamblea. Si eso no es una forma legal de hacerlo, que me explique ella cuál es. Lo de que es ilegal lo dice ella. Desde luego yo no tengo conocimiento de ninguna demanda ni absolutamente nada, no me ha llegado nada.

 

- Pero ella sostiene que no denunció porque no podría costearse un abogado y porque no quería entrar en polémicas, manteniendo que prefirió optar por crear otra asociación bajo el nombre de Las Kellys Unión Confederadas

- A mí si me pasa una cosa así no me lo pienso dos veces ni espero tres años, ni espero que la asociación consiga todos los logros que ha conseguido. Mi trabajo por las camareras de piso habla por mí. Todo lo que la asociación, no yo, porque detrás mía hay muchas mujeres, sino todo lo que Laskellys.org han hecho, habla por nosotras. Nosotras hemos presentado propuestas en el Congreso para que se modifique el Estatuto de los Trabajadores, hemos ido a la UE para que se cumpla la normativa en materia de seguridad y salud, hemos presentado muchos proyectos, hemos tenido 100.000 reuniones, es conocido por todo el mundo que tenemos más de 200 denuncias en nuestro poder, que hacemos concentraciones, que denunciamos todo caso de irregularidad, es que no sé qué más se espera de nosotras. Estamos trabajando en un proyecto con la Universidad de Las Palmas, solicitamos subvenciones... Y si alguien piensa que las subvenciones se dan a una asociación que esté ilegal, pues madre mía... Entonces, yo lo que pienso es que cuando alguien hace unas declaraciones como éstas tiene que tener documentación para argumentar. Yo llevo con acoso y derribo de esta señora tres años, desde el momento en que se me ha nombrado presidenta.

Obviamente, esto es lo que ella no cuenta. Que ha habido una asamblea posterior, que se ha nombrado otros cargos, otra junta directiva... esto ella no lo cuenta. Entonces, claro, yo cuando hago unas acusaciones de este calibre, lo que al menos pienso es tener, ya no ir a los Juzgados, tener documentación para demostrarlo. Y que la persona que yo esté acusando no vaya a sacar documentación que me deje en evidencia como es lo que está pasando.

Es que esto ya se ha pasado de madre. Yo lo vengo sufriendo tres años calladita la boca, mis compañeras y yo. En muchas ocasiones le he pedido que pare, porque tengo que recordar que Las Kellys es una marca registrada a mi nombre y de la compañera de Madrid, que es la vicepresidenta actualmente. Entonces, esta señora, Eulalia Corralero, nos llamó un día a Tenerife para pedirnos que le cediéramos la marca, porque ella tenía que expulsar  a unas compañeros de Ibiza, de Mallorca o de no sé dónde, y que no podía hacerlo porque no era propietaria de la marca. Entonces yo me negué y le dije no, porque la marca se registró precisamente para eso, para que todas las mujeres pudieran hacer uso de la marca, incluso tú. Porque si yo quisiera tú tampoco podrías hacer uso de la marca Kellys, porque la pagué yo, la pagué yo durante 10 años. Es una marca registrada a mi nombre y de la compañera de Madrid y si quieres te paso la documentación también. Por lo tanto, estoy siendo tan buena que le dejo utilizar la marca hace tres años y estoy calladita la boca. Y esta señora se permite el lujo de venir a dividir un colectivo que ya bastante fragmentado y castigado está. Es que me parece una vergüenza, sinceramente.

 

- ¿Y entonces por qué Eulalia Corralero sigue figurando como presidenta de Las Kellys en el Registro Nacional de Asociaciones?

- Nosotras hemos hecho un escrito solicitando el cambio de dirección fiscal y de presidenta y todavía no se habrá gestionado ese cambio, pero bueno...

 

-¿Y ese escrito cuándo lo presentaron?

- Pues fecha exacta no te sé decir, porque yo no me encargo de esos temas, sino la compañera que está en Madrid, porque como la asociación se registró allí, toda la documentación se hace desde allí.

 

- ¿Pero fue reciente esa solicitud de cambio?

Reciente no, no recuerdo bien las fechas, pero si no recuerdo mal fue cuando se le expulsó, al poco tiempo. El acta que tengo es de noviembre, pues sería a finales de noviembre o principios de diciembre de 2016. Yo de todas formas estuve esta mañana en la Oficina de Registro y lo que me han dicho es que eso son anexos. Cuando tú presentas una asociación, presentas unos estatutos y un acta fundacional y ésa es la que queda registrada. Luego se presentan anexos cuando hay algún cambio, como te estoy diciendo el cambio de domicilio fiscal, de junta directiva, y todas estas cosas

 

- Entonces, si esa solicitud se registró tras la expulsión de Corralero, que tuvo lugar en 2016, ¿a qué cree que se debe que siga figurando como presidenta de Las Kellys en el Registro Nacional de Asociaciones? ¿A qué el Ministerio no ha tramitado el cambio?

O sí lo ha gestionado. El registro que aparece es el primero que se presentó, entiendo que será por eso, no lo sé. De momento estamos averiguando, porque a mí todo esto me ha cogido de sorpresa. No lo sé, sinceramente, pero puedo asegurar que todos esos documentos están presentados. Es más, nosotros recibimos subvenciones y las subvenciones no se dan a asociaciones que no están legalmente registradas.

 

- A pesar de todo este enfrentamiento, ustedes fueron juntas a La Moncloa el año pasado para reunirse con el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. ¿Por qué?

Exactamente, porque yo la llamé, y yo tengo testigos de que esto fue así. Quien consiguió la reunión para que nosotras fuéramos  a Moncloa fue la senadora María José López. Y cuando María José vino a hablar conmigo, me dijo ‘Myriam tienes que ir a La Moncloa, tú decides quienes van, vosotras reuniros y decidís quienes van’. Y nosotras, dentro de la asociación de Las Kellys, Las Verdes, íbamos a ir una de cada territorio, y fui yo quien dije me parecía que esto era algo muy grande, no que nos iba a debilitar o que estábamos en un momento débil, al contrario, ir a La Moncloa fue cuando más fuertes nos vimos. Y yo le dije a María José, qué te parece si invito a Eulalia, porque ahí tenemos que estar representadas todas Las Kellys y esto no va de colores, sino de camareras de pisos y de arreglar nuestros problemas. Y yo misma levanté el teléfono y le dije Eulalia, nos han invitado a La Moncloa y quiero que vengas. Y ella empezó bueno, es que me habéis echado. Y yo le dije, mira, no es el momento, si hay algo que te ha molestado, yo de parte de la asociación te pido disculpas pero creo que es el momento de enterrarlo todo e ir juntas. Y por eso ella vino a La Moncloa y fue la única de Las Kellys Unión. Si os fijáis en la foto, hay una señora con la camiseta blanca, y fue la única porque nosotras la invitamos y lo hicimos aun sabiendo que las camareras de su asociación querían montar un espectáculo en la Moncloa, porque eso tampoco lo cuenta.

 

- ¿Qué espectáculo pretendían montar en Moncloa?

-Ellas querían ir a increpar al presidente el día que íbamos allí, porque íbamos nosotras y no iban ellas, porque ellas querían ir una de Tenerife, una de Gran Canaria, y nosotros le dijimos que no, que esa reunión se había conseguido a través de María José López, y que ya habíamos tenido la cortesía de invitar a su presidenta, y tampoco les parecía bien. Y María José tuvo que hablar con ellas, calmarlas para que no montaran un espectáculo allí, y al final vino Eulalia, pero porque yo la llamé.

 

- Eulalia Corralero dice que después de aquella reunión en Moncloa se volvió a torcer la relación y ahora hace un llamamiento a la unión ¿Cómo se puede unir después de todo esto?

Es que no es después de esto, como te digo esto lo llevo viviendo tres años. Ésta es la forma que ella tiene de unir. Si os fijáis, yo es que puedo hacer una cronología, cada vez que Las Kellys Las Verdes conseguimos algún logro o vamos a algún sitio importante o algo, ellas saltan con comentarios en el Facebook. Esto es así durante tres años, es más, cada vez que hemos hecho algo con un profesor de la universidad o hemos ido a alguna charla o algo, ellas por detrás han contactado con los organizadores del evento contando todo esto que habéis contado y nadie les ha creído, porque yo siempre he tenido toda la documentación y la he presentado.

 

- Vamos, que es una guerra que viene de viejo…

- Obviamente, y esto ya... es que una está cansada como digo... y ayer dije mira, no voy a entrar, porque no le voy a dar protagonismo a esta señora, pero viendo después que había saltado a los medios, obviamente, digo pues sí, aquí tengo que hablar, tengo que contar y tengo que tomar acciones legales porque esto ya no se puede consentir, pero ya no por mí, sino por todas las mujeres que están detrás partiéndose los cuernos, haciendo concentraciones, denunciando, sacando tiempo de su familia para acompañar a las mujeres al Juzgado, a los psicólogos, o sea, es que no lo vamos a permitir ya más.

 

- Aparte de acusarle de usurpar la presidencia, Eulalia Corralero también le acusaba de haberla utilizado para entrar en política…

- En este sentido, y es sabido por todos, que ha sido Podemos quien me ha llamado a mí, no he llamado yo nunca a Podemos. Y si me han llamado creo que verían algo en mí. A la gente que lucha, a la gente que pelea en la calle, a la gente que lleva años partiéndose la cara por los demás, normalmente lo que suele pasar es que los partidos políticos, cuando hay unas elecciones, le llaman para ver si quiere entrar en sus listas. Ahora, si tú no has hecho nada durante estos tres años, obviamente que no te llaman de nada.

 

- Pero antes de ir en las listas de Podemos al Cabildo en las últimas elecciones, usted había estado en Somos Lanzarote. Fue en su listas al Ayuntamiento de Yaiza en los comicios de 2015 y llegó a anunciar su intención de volver a concurrir con ellos en las últimas elecciones al Cabildo...

- Yo no voy a esconder que a mí la política siempre me ha gustado, que he sido militante de Podemos desde se creó. También sabéis todos que se me ofreció presentarme a las listas de Somos cuando Borja Rubio intentó romper todo lo que es Somos para presentarse a las elecciones con Nueva Canarias. Y sí, fui en las elecciones de Yaiza también, pero porque yo he estado siempre involucrada en movimientos sociales. ¿Que luego he estado en las Kellys y se me ha ofrecido entrar en política? Yo tengo que decir que la primera vez que se me ofreció presentarme en las listas dije que no, y fueron las propias Kellys de Lanzarote las que me animaron a que dijera que sí. Por lo tanto, yo siempre he contado con el apoyo de las mujeres que trabajan codo a codo conmigo y lo sigo teniendo.

 

- ¿A qué primera vez se refiere? ¿Cuándo fue en las listas de Somos en Yaiza?

No, mira, yo fui en las de Yaiza en las elecciones anteriores, cuando no existían Las Kellys. Luego yo me alejé de la política, empecé con Las Kellys, y luego fue cuando Borja Rubio me llamó para ofrecerme entrar en el nuevo proyecto con Nueva Canarias. Yo a Borja le dije que me lo iba a pensar y luego me llamó Noemí Santana y me ofreció entrar en las listas de Podemos y yo le dije que no. Pero luego, en una reunión que hubo en la Sociedad Democracia, donde vinieron Victoria Rosell y Meri Pita, y estaba María del Río, pues María del Río volvió a hablar conmigo. A esa reunión nos habían invitado a un grupo de Kellys para hablar de la problemática de Las Kellys y en esa reunión se me propuso entrar en las listas y volví a decir que no y estaban mis compañeras conmigo y fueron ellas quien me dijeron 'Myriam, di que sí, porque ahí tenemos la posibilidad de hacer más cosas'. Y se está demostrando, porque en el último pleno se aprobó una moción para que el Cabildo se posicionara ante los casos de agresiones sexuales en las empresas privadas. Por lo tanto, yo siempre voy a poner todo de mi parte para mejorar las condiciones de las camareras de piso. Es lo que he hecho desde un principio y lo que voy a seguir haciendo, le guste a quien le guste y no le guste a quien no le guste. Es lo que hay.

En esta sección
Comentarios