LOS OTROS CUATRO ARRESTADOS SIGUEN EN UN CENTRO DE MENORES

Sale en libertad la joven detenida hace 5 meses por tentiva de homicidio a su padre

De los cinco arrestados por ese suceso registrado en Costa Teguise, es la única mayor de edad. Los otros cuatro continúan en un centro de menores. La víctima sufrió una puñalada en el cuello y se recuperó poco después?

La joven detenida el pasado mes de octubre por tentativa de homicidio a su padre, que sufrió una puñalada en el cuello en su domicilio de Costa Teguise, ha salido este jueves en libertad, tras pasar casi cinco meses en prisión provisional en la cárcel de Tahíche. Los otros cuatro arrestados por este suceso continúan internados en un centro de menores fuera de la isla.

Los cinco detenidos fueron imputados por tentativa de homicidio y se acordó prisión provisional para todos ellos. La causa se instruye en dos juzgados distintos, ya que sólo una de las imputadas es mayor de edad. Precisamente es ella, cuya causa se sigue en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Arrecife, la primera que ha recuperado la libertad, a la espera ahora de juicio.

En el caso de los cuatro menores, uno de ellos hijo adoptivo también de la víctima, el procedimiento está en el Juzgado de Menores Número 2 de Las Palmas, y sus padres siguen esperando su puesta en libertad.

 

Conversaciones previas por WhatsApp


Los hechos tuvieron lugar en la noche del sábado 4 de octubre, en la calle Los Helechos de Costa Teguise, donde un hombre recibió una puñalada en el cuello. La Guardia Civil detuvo poco después a los dos hijos adoptivos del matrimonio y a otros tres amigos.

Según fuentes próximas al caso, los cinco jóvenes habrían mantenido conversaciones previas por WhatsApp, en las que hablaban de lo que iban a hacer. Supuestamente, en el momento de los hechos todos estaban en el interior de la vivienda, aunque fue uno de ellos quien asestó la puñalada a la víctima, causándole una herida en el cuello de la que se recuperó poco después.

Pese a esas conversaciones por WhatsApp, desde el entorno de los padres restan importancia a su contenido y creen que no estaban expresando una voluntad real de cometer un acto violento. Según sostienen, todo empezó por el malestar que habría generado en los hijos de la víctima algún castigo impuesto por sus padres, y la situación “se les fue de las manos”.

LO MAS LEÍDO