La Policía Local de Arrecife desalojó dos discotecas en fin de año por "graves" incumplimientos

Los agentes también tuvieron que disolver un macro botellón localizado en el Recinto Ferial de Arrecife

Desalojo de una discoteca en Arrecife
Desalojo de una discoteca en Arrecife

Agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana e Intervención (USCI) de la Policía Local de Arrecife procedieron en la madrugada del pasado día 1 de enero, durante la celebración del Año Nuevo, al desalojo de una discoteca de la calle Manolo Millares de Arrecife, así como un segundo establecimiento de ocio nocturno en la calle José Betancort, por incumplimiento de las medidas de prevención y contención frente a la Covid-19.

La intervención se inició pasadas las 03:30 horas de la madrugada, cuando los agentes comprobaron que el establecimiento aún seguía abierto, encontrándose la isla en nivel 2 de alerta sanitaria, con un horario de cierre establecido para este tipo de actividades a las 02:00 horas.

Además, según ha informado el Ayuntamiento, se comprobó que en el control de acceso al local no se solicitaba a los clientes la certificación oficial de haber recibido la pauta completa de vacunación o acreditación de resultado negativo de la prueba diagnóstica de infección activa de Covid-19, que les hubiese permitido ampliar tanto el horario de cierre hasta las 03:00 horas como el aforo, ni tampoco realizaban el preceptivo registro para la trazabilidad de contagios y contactos de empleados, usuarios o participantes.

"En su interior también que comprobó que la pista de baile no solo no se encontraba inhabilitada, sino que los clientes se encontraban bailando en su interior, la mayoría sin hacer uso de mascarilla y con escasa distancia entre ellos", señalan desde el Consistorio.

Por todo ello, los agentes procedieron a la identificación de la organizadora y promotora de la actividad y a su denuncia por infracción muy grave a la Ley 1/2021, de 29 de abril, por la que se establece el régimen sancionador por incumplimiento de las medidas de prevención y contención frente al Covid-19 en la Comunidad Autónoma de Canarias, pudiéndose enfrentar a multas que van desde 60.001 hasta 600.000 euros.

Un segundo establecimiento de ocio nocturno también fue desalojado por hechos similares en la calle José Betancort de Arrecife y propuesto para sanción grave a la misma Ley.

En el transcurso de la celebración del año nuevo los agentes procedieron igualmente a disolver un macro botellón localizado en el Recinto Ferial de Arrecife. En este caso, también subrayan que los participantes incurrieron en una infracción grave, castigada con multas que van desde los 3.001 euros hasta 60.000 euros.

LO MAS LEÍDO