La Policía pensó en un primer momento que Miguel Inhiesta, otro de los moradores de La Rocar, estaba involucrado en el crimen por unas manchas de sangre que encontraron en su camiseta, aunque justificó que se habían producido por una caída

Las investigaciones policiales confirman que el asesinato del hombre en La Rocar se cometió en la chabola de los acusados

Tal y como los agentes encontraron el escenario del crimen, les ha llevado a concluir que Rogelio Roka sufrió golpes y posteriormente fue trasladado semiinconsciente al lugar donde dormía. Además, el subinspector de ...

Las investigaciones policiales confirman que el asesinato del hombre en La Rocar se cometió en la chabola de los acusados
Las investigaciones policiales confirman que el asesinato del hombre en La Rocar se cometió en la chabola de los acusados

Tal y como los agentes encontraron el escenario del crimen, les ha llevado a concluir que Rogelio Roka sufrió golpes y posteriormente fue trasladado semiinconsciente al lugar donde dormía. Además, el subinspector de Policía aseveró que necesariamente tuvieron que ser dos personas las que lo llevasen a su casa pues no hay rastro de haber sido arrastrado y las condiciones de la víctima le impedían colaborar en el traslado al tener perforado el hígado y traumatismos craneales.

Es más, la Policía explicó que los presuntos homicidas limpiaron de sangre de manera "rudimentaria" la chabola y dejaron el escalón de entrada con huellas de haber sido fregado y salpicaduras en el interior de la vivienda: "Nada más abrir la puerta supimos que estábamos en el escenario de un hecho violento", aseveró.

Otro de las cuestiones que plantearon en la vista oral fue la del hallazgo del arma homicida, que no fue encontrada hasta varios días después. Tal y como se relató en el juicio, Faustino, que planteó considerables contradicciones en su declaración, entregó la navaja tipo mariposa a una patrulla de la Policía Nacional en la zona.

La navaja fue encontrada en la azotea de la vivienda en la que vivía Santiago Niz y José Antonio Nuez, mientras que Faustino, que se iba a trasladar a vivir a esa chabola, colocaba la antena de televisión, según explicó él mismo en la vista oral.

Según explicó uno de los agentes policiales que recogieron la navaja de manos de Faustino, este les dijo que Santiago afirmó que "esta era la navaja con la que Santiago mató a Rogelio el legionario".

Uno de los acusados atendido por el SUC

La declaración de Miguel Inhiesta ha sido una de las más esperadas en la vista oral, pues era una de las personas que más conocían a la víctima. A pesar de ello, su testimonio no ha sido de demasiada utilidad para la decisión que tendrá que tomar el jurado pues el testigo sufre una enfermedad acusada por el consumo de alcohol y drogas que le impidió razonar y expresarse con claridad.

Finalmente, su declaración tuvo que ser interrumpida y las partes renunciaron a su testimonio por este motivo y porque José Antonio Niz, sufrió un desmayo. Uno de los miembros del jurado que tiene el título de técnico sanitario tomó el pulso al acusado y recomendó llamar a los servicios de urgencia.

José Antonio advirtió que hacía dos días que no tomaba metadona. El acusado fue trasladado al Hospital Insular e ingresado en urgencias, por lo que se desconoce si la sesión podrá continuar este miércoles con la declaración por videoconferencia de uno de los testigos y la prueba pericial.

ACN Press

LO MAS LEÍDO