La diplomacia marroquí pide explicaciones sobre la muerte "poco clara" de un joven inmigrante en Fuerteventura

El joven marroquí, Jamal C. S., murió en la madrugada del pasado viernes, 13 de octubre, tras saltar de un muro y caer desde una altura de 8 metros. La causa del fallecimiento del ciudadano marroquí, que residía en ...

La diplomacia marroquí pide explicaciones sobre la muerte "poco clara" de un joven inmigrante en Fuerteventura
La diplomacia marroquí pide explicaciones sobre la muerte "poco clara" de un joven inmigrante en Fuerteventura

El joven marroquí, Jamal C. S., murió en la madrugada del pasado viernes, 13 de octubre, tras saltar de un muro y caer desde una altura de 8 metros. La causa del fallecimiento del ciudadano marroquí, que residía en Fuerteventura desde 1999, es lo que no parece estar tan claro. Mientras fuentes policiales apuntan a que podía estar huyendo de presuntos narcotraficantes con los que presuntamente podía estar vinculado cuando sucedieron los hechos, sus amigos y familiares alegan que el joven falleció tras recibir una paliza propinada supuestamente por amigos de su ex pareja sentimental. Con ella, aseguran, el joven fallecido no mantenía una buena relación, y además el joven, según los familiares, estaba con la víctima cuando ocurrieron los hechos.

Desde el pasado viernes, más de 40 amigos y familiares del fallecido permanecen concentrados en las puertas del Juzgado de Puerto del Rosario, y niegan la versión oficial que al parecer recoge la autopsia, que certifica como causa del óbito la muerte natural ocasionada por la caída.

"Es imposible que Jamal haya saltado por su cuenta y haya caído de cabeza, lo normal es que hubiese intentado caer de pie si estaba huyendo", afirman. Asimismo, añaden que "no entendemos por qué el forense no ha plasmado en la autopsia los golpes de la paliza, porque tenía la cara desfigurada de los golpes que había recibido antes".

A Fuerteventura ha llegado ya el hermano de Jamal y en los próximos días lo hará su madre, que ya han contratado al letrado, Pedro Carreras, y a un procurador para que se personen en el caso y "eviten que sea archivado". "Queremos que se haga justicia y que se detenga a las personas responsables de la muerte de Jamal", apostillan sus amigos. Por este motivo, la primera actuación será la de solicitar una copia de la autopsia y en el caso que fuera necesario pedir una segunda opinión forense.

Los familiares y amigos se quejan, además, de la escasa ayuda recibida y confían en que las autoridades marroquíes y saharauis presionen para aclarar el fallecimiento de Jamal. Esta misma mañana, en las puertas del Juzgado, uno de los primos del joven saharaui hacía una colecta para pagar los primeros gastos judiciales y para la colecta que iniciarán para poder hacer frente a los 3.000 euros que necesitan para repatriar el cuerpo al El Aiun.

Por su parte, el consulado marroquí, ante las peticiones de algunos compatriotas del fallecido solicitó hace dos días al juez instructor del Puerto Rosario en una carta la posibilidad de conocer los datos del crimen. Algunos miembros de la comunidad marroquí piensan incluso en convocar manifestaciones para pedir explicaciones y el esclarecimiento de lo que ellos consideran "un crimen".

Jamal C. S., de 21 años vivía en Puerto del Rosario desde 1999 y era padre de un niño de 4 meses por el que, según los familiares, mantenía "discusiones con su ex pareja, que le negaba las visitas".

ACN Press

LO MAS LEÍDO