Interceptan 400 kilos lechuga ilegal en un supermercado Lanzarote

La Consejería de Agricultura ha confirmado que las lechugas proceden de Murcia y Almería, zonas afectadas por el virus del escarabajo de la papa, que tienen prohibido exportar sus productos con hoja al archipiélago, al igual que cualquier otro punto de España

Efe .- Una partida de unos 400 kilos de lechuga importada ilegalmente ha sido interceptada hoy en un supermercado de Lanzarote por la Consejería de Agricultura y Alimentación del Gobierno canario, gracias a la colaboración prestada por los empresarios de la alimentación en la isla.

El director general de Desarrollo Agrícola, Celestino Suárez, informó a Efe de que se supone que hay más lechugas de este tipo en el resto de las islas, y que proceden de Murcia y Almería, zonas afectadas por el virus del escarabajo de la papa, que tienen prohibido exportar sus productos con hoja al archipiélago, al igual que cualquier otro punto de España.

De España y Holanda, entre otros países, no se puede importar ningún producto con hoja a Canarias para evitar la propagación del virus, subrayó Suárez.

Destacó que la interceptación de esta partida ilegal de lechugas demuestra que los controles fitosanitarios del Gobierno central "son poco eficaces".

En Canarias existen controles de este tipo en las islas de Gran Canaria y Tenerife, donde el personal destinado a este fin es insuficiente, recordó Suárez, quien informó de que exigirá al Gobierno central que incremente estas plantillas y se extiendan al resto de las islas.

Una demanda que dijo que presentará en la reunión que celebrará el próximo día 22 con responsables de la Dirección General de Protección Vegetal dependiente del Estado y de autoridades de la región valenciana, dispuestas a colaborar en el control de estas plagas, ya que a esta zona de España además llegan productos de terceros países que se etiquetan después como españoles.

El director general de Desarrollo Agrícola hizo un llamamiento para que los "irresponsables" que importan estos productos, pese a que conocen el enorme daño que generan en los cultivos de las Islas, cesen en su actividad.

LO MAS LEÍDO