Dos de las tres plantas de la Librería Diocesana han quedado destruidas, al igual que la Casa de Salazar, sede episcopal

El Obispado de Tenerife sufre un incendio finalmente controlado en su segunda planta

ACN Efectivos del Consorcio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de Tenerife procedieron este lunes por la mañana a desalojar la sede del Obispado de la Diócesis Nivariense, ubicado en la ...

ACN

Efectivos del Consorcio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de Tenerife procedieron este lunes por la mañana a desalojar la sede del Obispado de la Diócesis Nivariense, ubicado en la calle San Agustín del municipio de La Laguna, a causa de un incendio que se ha desatado en la segunda planta del edificio, construida en madera de tea, con gran poder de combustión.

Al parecer, el siniestro se inició, por causas aún desconocidas, en una biblioteca de esta planta, en la que además, se sitúa la residencia privada del obispo, Bernardo Álvarez, una capilla y varias salas de reuniones. Nadie ha resultado herido a raíz del incidente, en cuya extinción trabajan cuatro dotaciones de bomberos, ya que en estos momentos el fuego alcanza bastante magnitud, a juzgar por las llamas y el humo que se aprecia, según testigos directos.

Antes de abandonar el edificio, los empleados pudieron evacuar diversos ordenadores y archivos con documentación importante, según fuentes del Obispado, aunque la mayor pérdida que supone el incendio afecta al valor patrimonial del edificio, que forma parte del casco histórico por el que La Laguna -actualmente en alerta 2- es Patrimonio Histórico de la Humanidad.

El Obispo se encontraba en el interior del inmueble en el momento del incendio, pero pudo salir del mismo sin sufrir ningún daño.

Control del fuego

La alcaldesa de La Laguna, Ana Oramas, anunció por la tarde que el incendio que "ha destruido por completo" la sede del Obispado de Tenerife está controlado, pero no extinguido, según manifestó que le confirmó el mando del dispositivo de Bomberos encargado del operativo desplegado para su extinción.

La mandataria municipal explicó que, en contra de lo que se pensó, finalmente las llamas no penetraron en la sede de la UNED, pero sí han afectado gravemente, además de a la Casa Salazar, a la Librería Diocesana, dos de cuyas tres plantas han quedado "destruidas". La alcaldesa añadió que no es posible hacer una estimación de las pérdidas en estos momentos, lo que harán en los próximos días.

Oramas explicó que la madera de tea con la que está construido el inmueble ha disficultado enormemente las tareas de extinción del fuego, en las que vienen trabajando desde el mediodía 100 bomberos, entre profesionales y voluntarios, con el apoyo de dos helicópteros, que ya han dejado de operar por ser en estos momentos "innecesario". No obstante, uno de los aparatos ha quedado de retén en el aeropuerto de Los Rodeos, por si la situación se recrudece. Actualmente, el incidente se intenta atajar con los equipos de tierra, que seguirán trabajando esta noche con grupos electrógenos y focos autónomos.

La mejoría en las condiciones del fuego llevó a las autoridades presentes en el lugar de los hechos a intentar aproximarse a la zona siniestrada, pero no pudieron acercarse más allá de la intersección de Tabares de Nava con Santiago Cuadrado, por motivos de seguridad. Los inmuebles que han sido desalojados por motivos de seguridad son los comprendidos en la zona delimitada por las calles San Agustín, Anchieta, Tabares de Cala y Juan de Vera, cuyo acceso está restringido.

El concejal de Servicios del Ayuntamiento lagunero, Plácido Mejías, informó que ha sido necesario cortar el suministro eléctrico en la manzana San Agustín-Anchieta, ya que algunas conducciones estaban inundadas a raíz de la intervención para extinguir el fuego, y la seguridad de los bomberos corría peligro. El corte durará, de momento, toda la noche.

Igualmente, la alcaldesa informó de que por la tarde tendría lugar una reunión en el Ayuntamiento, a la que asistirían el subdelegado del Gobierno, Carlos González Segura, el viceconsejero autonómico de Seguridad y Emergencias, los mandos del dispositivo de bomberos, representantes del Consorcio tinerfeño y de la Policía Local -para coordinar el dispositivo de esta noche- y los portavoces de los grupos políticos del Consistorio.

LO MAS LEÍDO