Exculpan a otro de los nueve imputados en la causa

Dos de los acusados por los violentos asaltos a dos chalets de la isla reconocen los hechos durante el juicio

Los nueve acusados de asaltar dos chalets en Lanzarote se han sentado este martes en el banquillo de los acusados ante el tribunal que juzga los hechos en la sección VI de la Audiencia Provincial de Las Palmas. Los hechos ...

Dos de los acusados por los violentos asaltos a dos chalets de la isla reconocen los hechos durante el juicio
Dos de los acusados por los violentos asaltos a dos chalets de la isla reconocen los hechos durante el juicio

Los nueve acusados de asaltar dos chalets en Lanzarote se han sentado este martes en el banquillo de los acusados ante el tribunal que juzga los hechos en la sección VI de la Audiencia Provincial de Las Palmas. Los hechos ocurrieron durante los meses de mayo y julio de 2008 cuando dos viviendas, una en Playa Blanca y otra en Los Valles, fueron asaltadas durante la madrugada por varios individuos que, además, agredieron y maniataron a sus propietarios.

Los presuntos autores del violento asalto son de origen latinoamericano y permanecen en prisión provisional desde septiembre de 2008. Los dos primeros en declarar han reconocido los hechos y han relatado su versión. Ambos, Reinel P.P. y José Julián G.C., han insistido durante su intervención en que uno de los acusados, Yohan D.A., "no participó, ni tuvo nada que ver", a pesar de que, previamente lo habían involucrado en su declaración a la Policía tras ser detenidos.

Reinel P.P. señaló durante su alegato que al principio "encochiné a Yohan porque estaba llenó de rabia por haberse chivateado" de lo sucedido, pero que ahora no quiere "cargar con la culpa de enmarronar a un inocente". José Julián G.C. también lo exculpó argumentando que, en un primer momento, recibió "presión de la Policía, me amenazaron con que no volvería a ver a mi hija si no colaboraba porque pringaría yo sólo con lo sucedido".

El fiscal recordó a los acusados que en la declaración en la que involucraron a Yohan D.A. se incluyen "numerosos detalles acerca de la intervención de éste en el asalto, que no parecen propios de la fabulación, y además una de las familias que sufrió el robo contabilizó cinco asaltantes", en lugar de los cuatro, que según los acusados, perpetraron el asalto de Playa Blanca (Diego R.A., Jorge Enrique G.G., Reinel P.P. y José Julián G.C.).

Armados y violentos

Los dos declarantes relataron que en el asalto al chalet de Playa Blanca "armados con pistolas de fogueo, cuchillos y una pata de cabra", saltaron el muro de la vivienda, despertaron a la propietaria, uno de ellos la golpeo y después la inmovilizaron a ella, a sus dos hijos pequeños "y también al perro" con bridas y cinta americana. Diego golpeó a la señora porque ella intentó quitarle la capucha y además hablaba con un acento raro para no ser reconocido", afirmó Reinel P.P. que, además, recordó que el presunto agresor había trabajado en esa casa tiempo atrás.

"La propietaria acompañada de sus hijos nos llevó hasta la caja fuerte y nos entregó un sobre con 3.000 euros que repartimos entre los cuatro, también nos llevamos joyas", explicó José Julián P.P. y añadió que después dejaron a la familia maniatada en el cuarto de baño.

Segundo asalto

En el asalto a la casa de Los Valles intervinieron, según los acusados, José Julián G.C., Reinel P.P., su hermano Yeison P.P. y Bryan M.M., también señalaron que Alejandro P.C. "se limitó a esperar fuera con el coche y no sabía lo que íbamos a hacer, pensaba que íbamos a pillar hachís", aseguró Reinel P.P.

Los acusados declararon que en este segundo robo tuvieron que forcejear con el propietario de la casa cuando les sorprendió, que resultó herido con tres puñaladas y varias contusiones. Reinel P.P. asegura que "fueron causadas por el forcejeo". Julian José G.C. reconoció haberle golpeado con la culata de la pistola y señaló que "Yeison le dio con la pata de cabra en las piernas". El asalto a la casa lo hicieron, según los detenidos, inducidos por Jesús Orlando R. M. y un "ecuatoriano" que conocía la casa. "Nos dijo que en la casa había dinero y drogas, pero no había una mierda", apuntó Julian José G.C.

Reinel P.P. aseguró que tuvo que asaltar la casa porque "le debía 500 euros a Jesús Orlando R.M. ?tío político de él- del arreglo de un coche y además mi pareja estaba embarazada". En esta ocasión volvieron a negar que Yohan D.A. tuviese algo que ver en el suceso a pesar de la imputación que mantiene sobre él la Fiscalía.

El Ministerio Fiscal imputa a los acusados los delitos de robo con violencia, detención ilegal y lesiones para los que reclama penas cercanas a los siete años de prisión.

ACN Press

LO MAS LEÍDO