Cinco detenidos en Arrecife por un robo de placas solares cuyo destino era Guinea Bissau

Uno de ellos se encontraba en prisión por otro robo cuando fue arrestado

Imagen de la placas solares robadas
Imagen de la placas solares robadas

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Arrecife a cinco hombres, con edades comprendidas entre 35 y 65 años y todos ellos con antecedentes policiales, por un robo de placas solares. Cuatro de ellos han sido arrestados como presuntos autores de un delito de receptación y otro como el presunto autor de un delito de robo con fuerza.

Los hechos se desencadenaron tras una denuncia el pasado 19 de diciembre por parte del responsable de una empresa, manifestando que un total de 50 placas solares fotovoltaicas habían sido sustraídas, cuyo valor total ascendía a 10.000 euros.

Se inició así una investigación policial, en la que los agentes lograron localizar diez de las placas solares denunciadas. Éstas se encontraban dentro de un contenedor de mercancías, cuyo destino era embarcar para Guinea Bissau. El contenedor se encontraba custodiado por un hombre, que manifestó a los agentes, de manera voluntaria, que tres personas le pagaron para introducir la mercancía.r.

Las gestiones policiales lograron la identificación y localización de los tres individuos, quienes confesaron "de manera espontánea" a los policías nacionales que compraron las placas solares a un hombre que se las había ofrecido.

Tras conocer la identidad de la persona que vendió las placas solares, las pesquisas policiales permitieron comprobar que el mismo fue quien presuntamente las sustrajo. En el momento de la detención, éste se encontraba en el centro penitenciario de Tahíche cumpliendo condena por otros hechos.

Por todo ello, los agentes de la Policía Nacional, procedieron a la detención de cuatro de los individuos como presuntos autores de un delito de receptación y un quinto, que se encontraba en prisión, como presunto autor de un delito de robo con fuerza.

Las placas solares recuperadas fueron devueltas a su propietario y la investigación policial continúa abierta.

Instruido el correspondiente atestado policial, fue remitido a la Autoridad Judicial competente.

La intervención policial fue llevada a cabo por agentes de la Policía Nacional Comisaría Local de Arrecife.

 

LO MAS LEÍDO