Cinco detenidos en Arrecife por maniatar a un pescador en Marruecos y usar su embarcación para llegar a Lanzarote

Engañaron a la víctima con ayudarle en las faenas de pesca para después apoderarse de la embarcación. "Durante el trayecto a nuestro país, amenazaron con acusarle de ser el patrón si denunciaba", explica la Policía

Vehículos de la Policía Nacional
Vehículos de la Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco personas en Arrecife por, presuntamente, maniatar a un pescador en Marruecos y utilizar su embarcación para llegar a España. "Los arrestados engañaron a la víctima con ayudarle en las faenas de pesca para amordazarle y apoderarse de la embarcación", señala la Policía, que explica que "durante el trayecto a nuestro país, amenazaron con acusarle de ser el patrón y haber cobrado mil euros a cada uno si denunciaba los hechos". 

La investigación comenzó tras la información facilitada por Cruz Roja, que denunció las amenazas que estaba sufriendo una persona, quien indicaba que temía por su vida y que había llegado a la costa de Lanzarote en contra de su voluntad.

Tras proceder a su identificación, los policías le tomaron declaración y comprobaron que se trataba de un pescador natural de la localidad de Tan Tan (Marruecos). Según su testimonio, varias semanas antes contactó con varias personas para que le ayudaran en las faenas de pescador, partiendo con tres de ellos para iniciar las labores. 

"En un momento dado, uno de ellos le indicó que había una fuga de agua en la parte delantera de la embarcación, y cuando se dirigió a comprobar tal extremo recibió un fuerte golpe en la cabeza. Tras ello fue amordazado y maniatado, apoderándose los tres ocupantes de la embarcación y regresando a tierra, donde recogieron a dos personas más para poner rumbo a España", añade la Policía en un comunicado. 

Según su declaración, el denunciante fue amenazado por los cinco integrantes durante todo el trayecto, indicándole que si denunciaba los hechos le acusarían de ser el patrón de la patera y de haber cobrado mil euros a cada uno de ellos. 

Tras varias gestiones, los agentes procedieron a la identificación y detención de los cinco implicados, tres de ellos como presuntos autores de delitos de amenazas y detención ilegal y otros dos por presuntos delitos de amenazas, detención ilegal y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

LO MAS LEÍDO