Un vecino de la capital denuncia que los bares de la calle José Antonio amplían los horarios sin control

Pablo Betancort, vecino de Arrecife y residente en el centro de la ciudad, denunció en el programa radiofónico Buenos Días Lanzarote que los ruidos en la calle José Antonio continúan sin cesar. Betancort se queja de los permanentes ...

Pablo Betancort, vecino de Arrecife y residente en el centro de la ciudad, denunció en el programa radiofónico Buenos Días Lanzarote que los ruidos en la calle José Antonio continúan sin cesar. Betancort se queja de los permanentes escándalos que se producen alrededor de los bares localizados en la "calle de la marcha" y advierte además de que los horarios de apertura de los establecimientos han sido ampliados los miércoles, jueves, viernes y sábados. "Esos días hemos soportado los ruidos hasta las siete de la mañana", aseguró el ex militante del Partido Nacionalista Canario.

Llamamiento a los políticos

El vecino cree que la situación se puede reconducir sin necesidad de reprimir con violencia a los jóvenes. Hace un llamamiento a los políticos de la Isla para hacer todos los esfuerzos dirigidos a educar a las nuevas generaciones con el fin de que respeten los derechos de los demás ciudadanos. "Me parece que es un atropello contra los vecinos de la calle José Antonio y los que habitan en las calles colindantes", dijo Betancort.

Hace más de un año llevó el caso a los tribunales y aún no tiene respuesta alguna. Espera que no haya sido archivado porque día tras día se producen más daños contra la salud pública. La culpa, destacó Betancort, no es ni de los empresarios ni de los jóvenes, sino de quienes les autorizan para que actúen de esa manera.

Los vecinos, que están estresados al no poder descansar, están planeando hacer manifestaciones a las cinco de la mañana para llamar la atención de las autoridades y para que los provocadores de los ruidos tengan presente los perjuicios que están causando.

Sin embargo, resulta curioso que a negocios de la zona que tienen menores incidencias sí les cae el peso de la ley, mientras que las denuncias que van respaldadas por actas de infracción y resoluciones de precinto no se ejecutan.

La acción policial

A propósito de las quejas ciudadanas, el director insular de la Administración del Estado, Marcial Martín, recordó que hace ocho meses trajo a Lanzarote la Unidad de Intervención Policial (UIP) para mejorar la seguridad no sólo en la calle José Antonio, sino en otros puntos con antecedentes de conflictividad de la capital.

Esta Unidad está compuesta por 12 ó 14 efectivos que se desplazan desde Las Palmas durante una semana y hasta 10 días para realizar los operativos de control y luego vuelven a su base. El director insular confirmó que la UIP seguirá viniendo a Lanzarote porque el número de incidentes ha disminuido desde su operación.

Respuesta a supuestos abusos

Marcial Martín respeta las denuncias que han hecho públicas algunos jóvenes en torno a un supuesto abuso de autoridad de esa Unidad, pero como es natural contrastará la información con el Comisario del Cuerpo Nacional de Policía, Raimundo Villanueva, para adelantar la investigación respectiva si tiene lugar.

Martín recibió este lunes a dos de los jóvenes denunciantes en la sede de la Dirección Insular, y escuchó atentamente la versión de los ciudadanos, que, entre otras cosas, no reprocharon la actuación del Cuerpo, sino la de algunas personas que componen ese Cuerpo de Seguridad. "Me parece correcto que las personas que crean que sus derechos han sido violados denuncien los hechos", comentó Martín, quien aclaró que la UIP no ha estado en Lanzarote exclusivamente por la visita del presidente de Gobierno.

El control de la UIP

Martín dio cuenta de las muchísimas voces de respaldo a la intervención de la UIP durante los ochos meses de trabajo, felicitaciones que también han sido extensivas por los vecinos a todo el Cuerpo Nacional de Policía y a la Policía Local de Arrecife. La decisión de traer este grupo élite estuvo motivada por los casos repetidos de reyertas con heridas de armas blancas en las zonas de ocio de la capital y las constantes denuncias ciudadanas.

"Cualquiera puede sorprenderse con la cantidad de navajas, machetes, hachas, cuchillos de cocina y otras herramientas cortantes que se han decomisado en los operativos de seguridad", sostuvo el representante del Estado en la Isla.

LO MAS LEÍDO