Los padres temen por la seguridad de los niños, que se mueven entre las obras que estaban previstas para ampliar el colegio, y cuyas instalaciones sufren continuos robos los fines de semana

Los alumnos del colegio de Playa Honda van a clase entre obras paralizadas

Después de reunirse en Asamblea General Extraordinaria este martes, la asociación redactó un manifiesto en el que denuncian que pese a que la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias aprobó y financió la construcción de ...

Los alumnos del colegio de Playa Honda van a clase entre obras paralizadas
Los alumnos del colegio de Playa Honda van a clase entre obras paralizadas

Después de reunirse en Asamblea General Extraordinaria este martes, la asociación redactó un manifiesto en el que denuncian que pese a que la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias aprobó y financió la construcción de las nuevas 6 aulas para el CEIP de Playa Honda, las clases no están terminadas y las obras están paradas. La asociación se ha dirigido varias veces al Ayuntamiento de San Bartolomé para denunciar la situación y lo único que han recibido son "promesas que siempre han resultado incumplidas", por lo que exigen al Pleno Municipal que para el mes de agosto hayan finalizado porque en caso contrario los niños no podrán incorporarse al nuevo curso escolar por la masificación que sufre el colegio.

Las reivindicaciones de este colectivo de padres y madres, vienen de atrás. Hace cuatro años que el centro escolar sufre continuos asaltos y robos en sus instalaciones durante los fines de semana porque no hay ningún tipo de seguridad. Ante la falta de canchas deportivas y espacios para jugar en Playa Honda, los más jóvenes entran en el colegio y además de utilizar las canchas del centro, suben a las clases, rompen o se llevan material escolar y cometen otros actos de vandalismo.

Tanto el Consejo Escolar del colegio como la asociación de padres, han pedido durante estos cuatro años al Ayuntamiento que tome medidas adecuadas, con la instalación de alarmas, la contratación de un guarda de seguridad o mediante vigilancia policial para que no vuelvan a producirse los robos.

De nuevo la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias dio su visto bueno a la construcción de un Comedor Escolar en el colegio, cuya ejecución ya va retrasada. La asociación pretende hacer llegar sus reivindicaciones no sólo al Pleno Municipal de San Bartolomé, sino también al Director Insular de Educación, al responsable de la Inspección Educativa y al Presidente del Consejo Escolar del propio centro.

LO MAS LEÍDO