La obra, situada en la calle Temisas, ya ha sido paralizada por la Concejalía de Urbanismo y el Ayuntamiento capitalino está localizando al propietario del inmueble para notificarle el precinto

La instalación de una antena de telefonía móvil al lado de una guardería provoca la alarma de los vecinos de Arrecife

Las obras para la instalación de una antena de telefonía móvil en la calle Temisas, número 2, ha provocado la alarma entre los vecinos de la zona. El temor de los adultos se ve agravado por la existencia de ...

La instalación de una antena de telefonía móvil al lado de una guardería provoca la alarma de los vecinos de Arrecife
La instalación de una antena de telefonía móvil al lado de una guardería provoca la alarma de los vecinos de Arrecife

Las obras para la instalación de una antena de telefonía móvil en la calle Temisas, número 2, ha provocado la alarma entre los vecinos de la zona. El temor de los adultos se ve agravado por la existencia de una guardería a unos 100 metros de la ubicación de la antena. Estas acciones siempre son polémicas debido a los presuntos efectos radioactivos que este tipo de antenas tienen sobre la salud de las personas. Los vecinos están indignados porque los dueños del inmueble no les consultaron antes de dar el visto bueno para la instalación de la antena y se han enterado por casualidad, lo que provocó una reacción airada que tuvo su inicio en el programa Buenos Días de Radio Lanzarote, donde se comenzó a mover todo el dispositivo municipal que concluyó en el precinto de la obra.

La redacción de este diario se desplazó hasta el lugar de los hechos e intentó hablar con el propietario, pero nadie abrió la puerta del edificio. Posteriormente este diario le llamó por teléfono para conocer su punto de vista, pero tampoco fue posible la comunicación. Las que sí quisieron dar su versión de los hechos fueron unas vecinas de la zona, entre las que se encontraba la dueña de la guardería: "nos acabamos de enterar, nadie nos había dicho nada y ha sido una sorpresa porque ellos eran vecinos de la calle y ahora que ya no viven aquí deciden poner la antena". Y continuó afirmando que "vamos a poner una denuncia porque esto es muy perjudicial para los niños y los padres están muy asustados".Otra vecina señaló que "estábamos viendo que estaban haciendo unas obras en la casa de enfrente, pero no sabíamos qué era, y resulta que es una plataforma de telefonía móvil para montar una antena".

De momento la instalación de la antena está en su fase inicial y únicamente se ha construido una plataforma sobre la que presuntamente se levantaría la antena. Gracias a la rapidez con la que los vecinos han actuado, esa misma mañana acudía hasta la calle Temisas la concejal de Urbanismo y alcaldesa en funciones, Nuria Cabrera, y el concejal de Obras, Luis Morales, junto con la policía y un equipo de técnicos especialistas. Los ediles han comprobado "in situ" los hechos denunciados por los vecinos y han tomado las primeras medidas de prevención con la paralización de las obras.

En el Ayuntamiento no hay constancia de haber expedido los permisos necesarios para este tipo de construcciones. Nuria Cabrera ha confirmado a esta redacción que ya se ha tramitado el decreto de paralización de la obra y en el Ayuntamiento están localizando al dueño para notificarle el precinto. La concejal quiere agradecer a los vecinos su denuncia porque este tipo de obras no son fáciles de detectar desde la calle, ya que únicamente se ven desde azoteas colindantes. "Es muy difícil verlo desde la calle y sólo puede ser localizado desde otras azoteas; la policía subió arriba y vio la plataforma de hierro donde se va a fundar una antena", afirmó. "La policía está requiriendo al propietario, porque allí no se nos presentó ningún tipo de licencia; en cualquier obra tiene que haber copia de la licencia de obra y en las oficinas del propietario no nos han entregado nada". Nuria Cabrera tenía claro que "se han hecho obras sin permiso".

Por último, la concejal quiso reconocer a los vecinos su labor "porque gracias a ellos nos podemos enterar en urbanismo de un montón de cosas que se nos pueden escapar porque Arrecife está muy levantado, con muchas obras, y no llegamos a todas". Y continuó diciendo que "este caso nos hubiese sido imposible detectarlo hasta que la antena ya estuviese instalada y con una altura suficiente para verla desde la calle". Hizo un llamamiento a los vecinos de Arrecife para que sigan el ejemplo de estas personas: "ya sea a través de los medios o a través de la policía deben denunciar este tipo de obras porque es el único modo de que podamos conocerlas".

La legislación en estos casos, para la instalación de antenas de telefonía móvil, es estricta y muy complicada porque hay estudios de todo tipo que se contradicen. Pero en este caso lo importante es que el Ayuntamiento no ha expedido ninguna licencia para antenas móviles. Además, la obra que se ha hecho en la azotea también necesitaba licencia y Nuria Cabrera afirmó que todo parece indicar que tampoco la tienen.

LO MAS LEÍDO