La edil de Coalición Canaria afirmó que la salud está por encima de los intereses de partido y aseguró que los responsables de su grupo tienen que "espabilar"

Encarna Páez denuncia que el extravío de las pruebas médicas es una práctica habitual en el Hospital General

La concejal de Festejos del Ayuntamiento de Arrecife ha puesto su voz para manifestar un hecho que le afecta personalmente, pero que también atañe a muchos ciudadanos.

Encarna Páez denuncia que el extravío de las pruebas médicas es una práctica habitual en el Hospital General
Encarna Páez denuncia que el extravío de las pruebas médicas es una práctica habitual en el Hospital General

La concejal de Festejos del Ayuntamiento de Arrecife, Encarna Páez, llamó ayer a Radio Lanzarote para denunciar la deplorable situación en la que se encuentra el sistema sanitario de la Isla.

En esta ocasión ha puesto su voz para denunciar un hecho que le afecta personalmente, pero que también atañe a muchos ciudadanos. Durante su intervención explicó que su marido lleva mucho tiempo, desde septiembre de 2004, batallando con la Seguridad Social y el Hospital General de Lanzarote.

Hace unos días le hicieron un escáner con el nuevo TAC que hace dos semanas apareció en las páginas de todos los periódicos locales, con motivo de la visita de la consejera de Sanidad del Gobierno canario a la Isla, por tratarse de uno de los más punteros de toda Europa. De hecho, el marido de Páez fue el segundo paciente en estrenar esta nueva y moderna máquina.

El pasado miércoles este hombre tenía que ir al traumatólogo a las 12:30 horas, pero al llegar allí le retrasaron la consulta hasta las 16:30 horas, sin ninguna explicación. Entró a las 17:00 horas en la consulta, pero el traumatólogo le comunicó que los resultados de las pruebas no estaban allí y le remitió a Atención al Paciente.

En dicho servicio le dijeron que ya era tarde para atenderle y, ante las protestas del marido diciendo que estaba allí porque le había enviado un médico, los trabajadores le tacharon "mentiroso" y no se fiaron de él. La concejal denunció el trato que el personal de ese servicio dispensa a los pacientes y recordó que la educación y el respeto están por encima de las posibles soluciones que puedan o no ofrecer.

Los resultados de las pruebas desaparecen

Finalmente, a través de la mediación del traumatólogo, se pusieron a buscar las pruebas, pero resultó que no aparecían por ninguna parte. Fue entonces cuando Encarna Páez acudió al hospital para exigir una solución. Preguntó por la gerente Blanca Fraguela y, como ya le ha ocurrido en otras ocasiones, no dio con ella.

"Si estoy denunciando esto hoy es porque lo que me ha pasado no tiene color, es demasiado", dijo la concejal. Terminó hablando con un señor que apareció en sustitución de la gerente del hospital y, tras escuchar a la concejal, volvió con una copia de los resultados de la prueba. Encarna Páez hizo hincapié en que no le dieron el original de los resultados, sino una copia, y recordó que en estas pruebas siempre se adjuntan las fotografías del escáner. "Quién me garantiza que esto es de mi marido", se quejó.

Efectivamente, en el papel que le dieron a la concejal sólo aparecen descritas las imágenes presuntamente obtenidas a través del escáner, pero sin fotografía alguna. Encarna denunció que, además de su marido, de la consulta salieron tres personas más con el mismo problema. Pero esta no es la primera vez que le pasa algo así, no es la primera vez que el hospital pierde unos resultados. Su marido se ha hecho varias pruebas desde el año 2004 y varias veces se las han perdido. Como ella misma recordó, hacerse un escáner o una resonancia magnética no es agradable ni saludable.

Una práctica habitual

Asimismo, recordó que hace cuatro años fue al neurólogo en varias ocasiones debido a que sufrió una trombosis, pero acudió a la consulta sin que le hiciesen la resonancia pertinente. Después de aquella experiencia, cuando el otro día tuvo que llevar a su hijo al neurólogo, admitió que lo hizo pagando a Hospiten. Dijo que tras sufrir aquella trombosis tiene que acudir a revisiones periódicas, a pesar de que en estos momentos no hay neurólogo disponible en la sanidad pública.

Además, informó de que lleva esperando desde el año 2002 unas pruebas ginecológicas, por lo que ha tenido que acudir a Las Palmas a realizárselas a través de un seguro privado. Y ella misma admitió que no todo el mundo puede permitirse un seguro privado o viajar fuera de la Isla para ir al médico. El propio traumatólogo reconoció a Encarna Páez que el extravío de los resultados de las pruebas es una práctica habitual en el hospital.

Con la salud no se juega

En el Hospital General sucedió algo que a Encarna Páez le dolió de forma especial cuando volvió a la consulta del traumatólogo, con la copia de las pruebas de su marido que habían encontrado. En aquel momento le espetaron a la concejal: "lo que es el poder". Ante esto, la concejal tiene claro que no va a callarse por el hecho de pertenecer a Coalición Canaria: "que yo sea de Coalición Canaria no significa nada, porque los de Coalición Canaria también enfermamos y también nos pasan estas cosas".

Aseguró que esto lo ha discutido en su partido y que ella ha puesto su voz en esta ocasión para denunciar un hecho que le afecta personalmente, pero que también afecta a muchos ciudadanos. "Queda muy bonito cuando vienen y se sacan la foto con el escáner", dijo, en alusión a la reciente visita de la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias a las obras de ampliación del Hospital General. Y continuó preguntándose "para qué quiero yo el escáner en el hospital si no aparecen las fotos del segundo paciente que lo probó". Es más, afirmó que "si tienen que caer los de Coalición Canaria, que caigan o que se espabilen".

LO MAS LEÍDO