El 80% fueron inmigrantes regulares y en un 67% de los casos resultaron ser mujeres con una media de edad 37 años. En cuanto a su procedencia los principales países son Colombia, Marruecos y Argentina

El servicio de mediación intercultural en Arrecife atiende 70 demandas en un mes

El proyecto nace ante la necesidad de dar respuesta al fenómeno de la inmigración para que los extranjeros consigan una mejor integración en la sociedad canaria

El servicio de mediación intercultural en Arrecife atiende 70 demandas en un mes
El servicio de mediación intercultural en Arrecife atiende 70 demandas en un mes

El éxito del servicio de mediación intercultural en Arrecife es innegable. Así lo muestran los datos, ya que durante su primer mes de funcionamiento se han atendido más de 70 demandas. De éstas, el 80% fueron a inmigrantes regulares y en un 67% de los casos resultaron ser mujeres con una media de edad 37 años. En cuanto a su procedencia los principales países son Colombia, Marruecos y Argentina.

Este servicio se inserta dentro del llamado programa de mediación intercultural que tiene prácticamente dos meses de funcionamiento. El proyecto está dirigido tanto a la sociedad de acogida como a la población inmigrante.

Tres líneas de intervención

Para ello tiene tres líneas de intervención. La primera es la educativa donde se trabaja y se mantienen encuentros periódicos tanto con los colectivos locales como los de inmigrantes con el objetivo de lograr la integración a través de la participación ciudadana. Una segunda línea viene de la mano del proyecto Atalaya que interviene en los centros educativos.

En el caso de Lanzarote concretamente lo hace en dos institutos y dos centros de atención a menores inmigrantes no acompañados "y lo que trata es la convivencia armónica dentro de los centros trabajando con el alumnado, el profesorado y también implicando a los padres y madres", explicó el coordinador de formación del taller Óscar de León. En tercer lugar este servicio ubicado en el local denominado Servicio de Atención y Mediación Intercultural trata de atender de forma individualizada con entrevistas a las personas que llegan tanto locales como inmigrantes. A partir de ahí y en función de sus necesidades se orienta, informa y ayuda en su proceso de integración.

Causa

Este proyecto nace ante la realidad del fenómeno de la inmigración de "gran complejidad pero tenemos que vivir con él en las próximas décadas y cuyo entresijo es necesario abordar desde diferentes frentes pero sin perder premisa que es un fenómeno que afecta a las personas", explicó la consejera de Empleo y Servicios Sociales del Gobierno de Canarias Marisa Zamora en el acto de reconocimiento al servicio de mediación de Arrecife ubicado en la casa de la cultura de Titerroy.

En el caso de Canarias el comienzo siglo XXI ha supuesto que la población extranjera haya experimentado un cambio significativo con la aceleración de los flujos migratorios y su diversidad. Además, destaca la presencia de familias enteras así como la importancia de la reagrupación familiar.

Todo ello significa que las aulas acogen más de 22.000 alumnos de 130 nacionalidades distintas a la española. A su vez la situación exige de la sociedad un esfuerzo organizativo y metodológico. En estos momentos Canarias incorpora más de 67 millones de euros a diversos aspectos que inciden en el fenómeno, buena parte al Plan Sur en el que se incluye la construcción de sesenta nuevos centros educativos y la ampliación de otros 42, lo que en su conjunto implica la creación de 27.345 nuevas plazas escolares en el Archipiélago.

Talleres de mediadores

La aportación de la Consejería de Empleo y Asuntos Sociales también influye en los talleres de mediadiores enmarcados en el programa europeo Leonardo "que hace unos días fue muy bien acogido entre los socios europeos", destacó Marisa Zamora.

LO MAS LEÍDO