Cocina con alma y corazón canario, la nueva propuesta culinaria del chef Orlando Ortega para los CACT

 Cocina con alma y corazón canario, la nueva propuesta culinaria del chef Orlando Ortega para los CACT
Cocina con alma y corazón canario, la nueva propuesta culinaria del chef Orlando Ortega para los CACT

Un modelo sostenible en el que nuestros productores locales juegan un papel fundamental para recuperar una cocina con alma y corazón canario. Ésa es la base de la conciencia gastronómica que el chef Orlando Ortega ha querido imprimir a los restaurantes de los Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzarote, en los que está trabajando como asesor, partiendo de la premisa de la necesidad de cuidar de nuestro entorno.

Precisamente, destaca que el largo parón que ha supuesto el estado de alarma ha servido para  reflexionar acerca del futuro y de cómo serán nuestras vidas a partir de ahora, así como para hacernos plenamente conscientes de la importancia de cuidar el medio ambiente y de las bondades de nuestros productos locales.

Rodeado y arropado por todo el equipo de CACT Lanzarote, el chef Ortega se esmera en recuperar la receta original, buscando la esencia de su creador, el artista lanzaroteño César Manrique. Así, proponen una cocina con identidad propia para cada uno de los restaurantes, manteniendo una esencia común, que no es otra que trabajar con el producto local, destacan desde los Centros.

Cocina con sentido común


Nacido en Lanzarote en 1972, Orlando Ortega explica llegó a la gastronomía por diversión. Después de viajar y conocer diferentes culturas, decidió volver a su tierra natal y crear Lilium, un restaurante que apuesta por una cocina honesta que huye del recetario tradicional. 

Hago cocina canaria de mercado. Con sentido común y con materia prima local, afirma el chef, que destaca la ropa vieja de pulpo, el cochino negro cocinado a baja temperatura, con piel crujiente y una déglaçage con los huesos y compota de guayaba, y la merluza canaria con lapas y mojo verde como algunas de sus firmes y seguras apuestas.

Cartas adaptadas a cada centro


El en caso de la Casa-Museo del Campesino -que desde los Centros describen como el corazón y lugar de culto de la cocina tradicional de Lanzarote-, Orlando Ortega consideró necesario revisar el "recetario tradicional para adecuarse a los nuevos tiempos y ofrecer unos platos estéticamente más cuidados", que se han plasmado en una nueva carta.

En cuanto al Castillo de San José, donde César Manrique unió el arte y la gastronomía, Ortega ha apostado por una cocina "más conceptual y artística, recuperando también algunos de los platos estrellas" que se han incorporado a la nueva carta.

LO MAS LEÍDO