TRAS EL ACCIDENTE DEL PETROLERO SILVER LAAYOUNE EN TAN TAN

WWF pide un acuerdo entre España y Marruecos para luchar contra la contaminación por hidrocarburos

Asegura que el accidente del petrolero ?Silver Laayoune? cerca del puerto de Tan Tan puso en evidencia ?la falta de medios humanos y materiales del país alauí para afrontar una gran catástrofe??

WWF pide un acuerdo entre España y Marruecos para luchar contra la contaminación por hidrocarburos
WWF pide un acuerdo entre España y Marruecos para luchar contra la contaminación por hidrocarburos

La organización no gubernamental WWF ha solicitado un acuerdo entre España y Marruecos para luchar contra la contaminación por hidrocarburos. WWF ha realizado esta petición tras el accidente del petrolero “Silver Laayoune” en las proximidades del puerto de Tan Tan, en la costa marroquí, a 260 kilómetros de Lanzarote. Según esta organización, este accidente puso en evidencia “la falta de medios humanos y materiales del país alauí para afrontar una gran catástrofe por contaminación con hidrocarburos”.  

“En una zona de gran densidad de tráfico petrolero y con planes de exploración y explotación de hidrocarburos, la ausencia de planes de contingencia en caso de accidente supone un elevado riesgo con graves consecuencias ambientales y socioeconómicas”, ha recordado WWF, que ha pedido tanto a España como a Marruecos que firmen un acuerdo para luchar contra la contaminación, que permita “una intervención rápida y con medios adecuados en caso de accidente grave”.

Este acuerdo debería contemplar el desarrollo de un protocolo de actuación conjunto en caso de accidente y la realización de prácticas conjuntas de intervención en accidentes petroleros. WWF España se ha pronunciado así tras seguir con “preocupación” la evolución de los acontecimientos del petrolero Silver, que encalló el pasado 23 de diciembre en Tan Tan, a poco más de 200 kilómetros de las costas canarias y con un cargamento de unas 5.000 toneladas de fuel. La organización temía “la posibilidad de un desastre ambiental”.

Finalmente, toda la carga pudo ser extraída del buque dos semanas y media después del accidente, a pesar de las malas condiciones meteorológicas. Para WWF, este episodio ha puesto de relieve “la carencia de medios humanos y materiales por parte de Marruecos para afrontar un accidente de gran envergadura, así como la falta de previsión que ha supuesto una intervención tardía sobre el barco siniestrado”.

Esta organización considera que las autoridades marroquíes han actuado “con gran lentitud” durante los primeros momentos del accidente y solo cuando el suceso saltó a los medios de comunicación “empezaron a tomar medidas”. En este sentido, ha asegurado que ha habido “cambios de estrategia”, “decisiones contrapuestas para la retirada de fuel, falta de recursos materiales y tardanza en aceptar la ayuda ofrecida”. Para WWF, esto es un “signo claro de una carencia absoluta de previsión”.

 

Intenso tráfico de petroleros


La organización ha recordado que la costa atlántica marroquí soporta un intenso tráfico de buques petroleros que transportan con frecuencia hidrocarburos pesados residuales, que son “muy contaminantes”, con destino a los países africanos para la producción de energía eléctrica, como ocurría con el barco siniestrado. Además, ha insistido en que los planes de exploración y explotación de hidrocarburos en aguas profundas frente a la costa oriental de Lanzarote y Fuerteventura “incrementan en gran medida el riesgo de un accidente, tanto por la propia explotación como por el aumento de tráfico de petróleo”.

Por estos motivos, WWF ha alertado de que “se están incrementando las probabilidades de un siniestro petrolero en la zona que tendría graves consecuencias ambientales y socioeconómicas y que podría llegar a afectar las costas de Canarias”.

Por otra parte, ha reiterado su oposición a los planes de desarrollo petrolero en la región debido a su “importancia ambiental” y, en especial, por la “vulnerabilidad de las Islas Canarias”. 

LO MAS LEÍDO