Sindicatos y empresarios valorarán esta semana la operatividad de la propuesta y decidirán el próximo viernes

Una nueva propuesta de los empresarios acerca posturas para la solución definitiva del conflicto de las guaguas

La proposición pasa por la reducción de la jornada laboral a partir de 2007, manteniendo el cómputo actual de 4 semanas, a cambio de no tocar o disminuir los salarios fijos

Jana García.- Los empresarios han puesto encima de la mesa una nueva propuesta que ha gustado a los sindicatos. Otro síntoma de que las cosas van por buen camino ha sido la suspensión de la huelga que estaba convocada para el próximo domingo 4 de septiembre. La nueva proposición se ha negociado en la reunión que ambas partes mantuvieron ayer en la sede de AETUR.

El presidente de la Unión Sindical Obrera (USO), Matías Mulet, declaró a la salida del encuentro que "se ha abierto una vía positiva en la negociación, a pesar de lo pesimistas que acudíamos a esta reunión; es una puerta positiva y vamos a tratar de plasmarla en una nueva negociación el viernes a las 11:00 horas en este mismo lugar". Los sindicatos tienen pensado reunirse en asamblea también el próximo viernes 2 de septiembre, "para informar a los trabajadores de los acuerdos y desacuerdos que tenemos en la mesa". De momento confirmó que, "por petición de los empresarios y porque creemos que la puerta que se ha abierto es positiva, hemos suspendido la huelga del domingo 4 de septiembre".

Por su parte, Elías Castro, asesor jurídico de la Asociación del Transporte Turístico de Lanzarote (ASTRATUR), dijo que han vuelto a "insistir en que la estructura de la jornada es fundamental y en que la flexibilidad en la jornada es fundamental; estamos intentando abrir una nueva puerta, en el sentido de que la jornada de trabajo, con los mismos cómputos, pueda reducirse a partir del 2007, tocando los salarios fijos, que bien podrían bajar o simplemente no tocarse".

Por lo tanto, se reducirían las horas de trabajo a cambio de disminuir o mantener los salarios fijos, siempre respetando el cómputo de 4 semanas vigente. "El margen de maniobra es corto porque estamos hablando de jornadas entre 45 y 47 horas semanales, y en cómputo de 4 semanas estamos hablando de jornadas de 188 o de 180 horas cuatrisemanales", recordó Castro. Finalmente adelantó que van a hacer unos números, van a analizarlo y verlo con los empresarios desde el punto de vista operativo. "En principio parece que avanzamos hacia una solución", concluyó.

Antecedentes del conflicto

Trabajadores y empresarios llevan casi un mes de negociaciones. Desde que el pasado 9 de agosto los guagüeros hicieran público el aviso de una huelga con carácter indefinido, los representantes de una y otra parte se han embarcado en un proceso negociador que ha conseguido el aplazamiento de los paros convocados, pero ningún resultado definitivo por el momento.

La primera reunión entre ambas partes se realizó gracias a la intervención del consejero del Patronato de Turismo del Cabildo, Miguel Ángel Leal, que se convirtió en mediador del conflicto por petición de los interlocutores. En esta primera ronda de conversaciones se sentaron las bases para comenzar a negociar. Los sindicatos habían dicho que suspenderían la huelga en el momento que interviniese la Dirección General de Trabajo, y eso es lo que sucedió gracias a la diplomacia del consejero Leal, que logró la participación de un representante del Tribunal Laboral Canario, para que actuara como mediador en las negociaciones. Aplazada la huelga del día 18 de agosto, comenzaron las conversaciones sobre propuestas concretas. Llevan dos semanas sentándose a dialogar y, cuando parecía que las posturas de unos y otros se habían acortado, los sindicatos han afirmado que el proceso está atascado.

Mañana volverán a reunirse Matías Mulet, representando a los trabajadores, Elías Castro, portavoz de los empresarios, y Julio Vega, delegado del Tribunal Laboral Canario.

La huelga convocada por los conductores a principios de agosto se haría efectiva los jueves y domingos, desde las 0:00 horas hasta las 03:00 horas del día siguiente, atendiendo a las demandas históricas que llevan efectuando los trabajadores del sector como atrasos en los pagos, incumplimiento de los días libres y de las horas extraordinarias, y vulneración del tiempo mínimo de descanso entre servicio y servicio.

Hasta ahora se ha logrado el aplazamiento de los paros en estas tres semanas, pero el representante sindical Matías Mulet ya ha advertido de que sigue en pie la huelga del próximo domingo 4 de septiembre.

LO MAS LEÍDO